El país centroeuropeo contaba con una inversión per cápita en sanidad parecida a España hasta el año pandémico

España aumentó un 5% su gasto sanitario en pandemia, un tercio que Chequia
España ha incrementado su partida sanitaria un 4,9 por ciento en el año de la pandemia, mientras que la República Checa lo ha hecho en un 15,2 por ciento.


07 dic 2022. 16.20H
SE LEE EN 4 minutos
España es uno de los países que se encuentra detrás del gasto sanitario per cápita de la Unión Europea (UE). La inversión española es de 2.588 euros por persona, mientras que la media del club comunitario es de 3.159 euros. Es decir, España dedica 571 euros menos a la salud por habitante que la media de la UE. Son datos del año 2020, el año de la pandemia del Covid-19, sacados del informe 'Health at a Glance: Europe 2022. State of Health in the EU Cycle' de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Eslovenia, Italia y la República Checa son países que se encuentran en una situación parecida a la de España. El país transalpino tiene un déficit de 550 euros per cápita respecto a los datos del conjunto de la Unión Europea. La República Checa, por su parte, invierte 510 euros por persona menos que la Unión, y Eslovenia, 741 euros menos por habitante.

Sin embargo, a excepción de los dos países mediterráneos, las naciones checa y eslovena han hecho una mayor inversión sanitaria per cápita que la media europea durante el curso 2019-2020. En plena irrupción del coronavirus, la República Checa y Eslovenia han aumentado su gasto per cápita en salud un 15,2 por ciento y un 6,3 por ciento, respectivamente. Italia y España también han incrementado su partida sanitaria, pero de manera más discreta, puesto que en el caso italiano la subida de la inversión no ha llegado al 3 por ciento, mientras que España se ha quedado en el 4,9 por ciento, teniendo en cuenta que la Unión Europea de media ha visto aumentado su gasto en un 5,5 por ciento.

Estos datos reflejan que dentro del grupo de los países que está detrás de la inversión per cápita en salud de la media de la UE, España es uno de los que menos ha incrementado su gasto por habitante. Incluso la República Checa, la decimocuarta potencia económica de la Unión según los datos del Banco Mundial, triplica el incremento del presupuesto sanitario a España, la cuarta economía de la zona Euro. Pero incluso Eslovenia, que es uno de los países con menor Producto Interior Bruto (PIB) del club comunitario, supera en 1,4 puntos porcentuales la inversión sanitaria a España.


Alemania, el que más invierte de la UE


El país germano invierte un 35 por ciento más que la media de la Unión Europea en sanidad, y un 47 por ciento más que España. Una diferencia de 1.672 y 2.243 euros, respectivamente. No obstante, a pesar de ser el estado miembro que más invierte en salud, Alemania también ha incrementado en el año de la irrupción de la pandemia su partida sanitaria. Si bien es una subida algo más pequeña que la española, es un aumento del 4,7 por ciento. Mayor, por ejemplo, que el incremento sanitario de la segunda y tercera economías de la UE juntas, ya que Francia e Italia han aumentado un 1 y un 2,8 por ciento su presupuesto sanitario respectivamente.

Tras Berlín en el ránking se encuentran Países Bajo y Austria, con algo más de 4.000 euros invertidos por persona, seguidos de cerca por los países nórdicos de Suecia y Dinamarca. Sin embargo, fuera de la Europa de los 27, es Suiza el país que mayor partida per cápita dedica a los temas sanitarios. Rozando los cinco mil euros por persona, el país alpino invierte 4.997 euros por habitante en sanidad. El Reino Unido, por su parte, se sitúa por encima de la media de la Unión, con una inversión por persona de 3.494 euros.


El aumento búlgaro no sirve para alcanzar a España


A la cola de la inversión sanitaria están Rumanía, Croacia y Bulgaria, con cerca de 1.450 euros por persona. Rumanía es el país que menos dinero dedica a la causa, aunque en toda Europa, es Albania el Estado que menos dinero deriva al presupuesto sanitario, con 472 euros por persona.

Sin embargo, dentro del grupo de la UE que menos invierte en sanidad, es Bulgaria el que más ha apostado por incrementar la partida. El país búlgaro ha aumentado un 19,9 por ciento su presupuesto sanitario por habitante, subiendo de 1.478 euros a 1.772. Ese incremento, aunque considerable, no permite a Bulgaria alcanzar a los países del grupo de España. 
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.