La revalorización de las pensiones en base a la inflación supondrá un aumento en la retribución sanitaria en 2022

El 'nuevo' IPC marca una subida de 100 euros en las pensiones de sanitarios
José Luis Escrivá


15 oct 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
Un 3 por ciento es lo que tiene previsto aumentar el Gobierno las pensiones mínimas de cara a 2022, según los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, para saber el aumento de las pensiones contributivas, las más numerosas, habrá que esperar a saber cuánto sube el Índice de Precios al Consumo (IPC) a final de año. 

Y es que, una vez entre en vigor la reforma que planea el Ministerio de Seguridad Social el próximo 1 de enero, la retribución de los pensiones pasará a depender de la inflación de los doce meses previos a diciembre de 2021. En concreto, se tomará como referencia el índice de noviembre para poder tener listo el cálculo el primer mes del año. Aunque el Ministerio de Hacienda proyecta una subida estimada del 2 por ciento en el IPC para 2022, los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al mes de septiembre sitúan este indicador en el 4 por ciento. 

¿Cuánto aumentará la pensión de los sanitarios?


Teniendo en cuenta que la pensión máxima, la que perciben la gran mayoría de los médicos, se sitúa en 2.707,49 euros brutos mensuales en 14 pagas, los facultativos podrían llegar a percibir un total de 2.815,78 euros brutos si se aplicara el IPC de septiembre. En términos anuales, la pensión de un facultativo en España alcanzaría los 39.421 euros brutos. 

Además, la equiparación salarial aplicada a final de año, conocida como 'paguilla', para compensar la diferencia entre el IPC anual, situado en un 0,9 por ciento, y la inflación a cierre del ejercicio, ascendería a 83,9 euros si se realizara el cálculo con el índice más recientes. 

En el caso de los farmacéuticos, fuentes del sector apuntan que en su mayoría son autónomos, y que existen diversas variables que hacen oscilar la pensión de estos profesionales. Ocurre que algunos son titulares de la oficina, mientras que otros pueden ser adjuntos o incluso regentes.

Así las cosas, desde el sector destacan que habitualmente esas pensiones fluctúan entre los 1.600 y los 2.000 euros. En este último caso, con la entrada en vigor de la reforma del Gobierno, la suma ascendería aproximadamente 160 euros hasta los 2.160; mientras que un profesional de Farmacia que perciba 1.600 dispondría de 64 más.

Por último, en el caso de Enfermería, cuyos profesionales cuentan con una jubilación media de 1.800 euros brutos mensuales. Una cifra que, valorando los últimos datos del INE que sitúan el IPC el 4 por ciento, se fijaría en, aproximadamente, 1.872 euros mensuales. En términos anuales, la pensión de este colectivo ascendería hasta los 26.208 euros brutos.






Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.