19 de octubre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El médico homeópata que provocó la muerte de un niño no podrá ejercer

El Colegio Oficial de Médicos al que pertenece le ha apartado durante seis meses de la profesión

Productos homeopáticos.
El médico homeópata que provocó la muerte de un niño no podrá ejercer
Redacción
Jueves, 10 de agosto de 2017, a las 10:20
Massimiliano Mecozzi, el médico italiano que trató con homeopatía a un niño que padecía otitis y que finalmente acabó falleciendo, ha sido suspendido por el Colegio Oficial de Médicos de Pesaro. Aunque la decisión aún puede ser recurrida por el afectado, el médico está apartado del ejercicio profesional durante seis meses

De este modo la organización profesional considera a Mecozzi culpable por no haber garantizado la cura del pequeño con la administración de antibióticos -el empeoramiento de la infección que el niño padecía le produjo la muerte quince días después- y por no haber informado a los padres sobre los riesgos que asumían. 

Según recoge la prensa italiana, los padres del niño habían rechazado administrarle antibióticos desde que tenía tres años, y en ocasiones anteriores en las que había sufrido otitis, le había bastado con la homeopatía que le sugirió el mismo Mecozzi. En esta ocasión, el médico habría restado importancia a la enfermedad, asegurando -según el abuelo del fallecido-, que "o recurrían a la pediatría a recurrían a él". 

Demasiado tarde

En esta línea, Mecozzi también habría explicado a los padres que si llevaban al niño al hospital simplemente le darían paracetamol, que le dejaría sordo y en coma hepático. Ante el empeoramiento del menor, de 7 años, la familia le trasladó al hospital de Urbino donde un TAC reflejó que la infección había afectado al cerebro, por lo que fue trasladado al hospital de Ancona para ser operado de urgencia. Para entonces, el diagnóstico era una encefalitis que le dejó en coma y que horas después acabó provocándole la muerte. 

El diario italiano La Stampa recoge que Mecozzi estuvo presente en la reunión en la que se acordó su suspensión, criticada por sus abogados por haber sido tomada antes de que haya una sentencia firme. Actualmente, la Fiscalía de Urbino investiga si el médico hubiera incurrido en un delito de homicidio, aunque el Colegio asegura que su decisión es independiente de la judicial, puesto que se basa en el incumplimiento del Código Deontológico italiano.