11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Muere un niño en Italia que fue tratado con homeopatía

Los padres se negaron a darle antibióticos para tratarle una otitis que le causó la muerte en quince días

El pequeño Francesco junto a su padre.
Muere un niño en Italia que fue tratado con homeopatía
Redacción
Lunes, 29 de mayo de 2017, a las 10:50
Los medios italianos se han hecho eco este fin de semana de la muerte de un niño de siete años a causa de una otitis que fue tratada con homeopatía. Los padres prefirieron no suministrarle antibióticos contra la infección, que se extendió atacando al tejido cerebral y finalmente acabó provocando el fallecimiento del pequeño quince días después de los primeros síntomas. 

Según publica Il Corriere della Sera, el homeópata responsable del tratamiento del pequeño Francesco fue expulsado por la sociedad médica durante unos años, en los que trabajó como portero "para todo" en un supermercado y se unió a una asociación religiosa de Varese, cuyos fundadores fueron absueltos de fraude. Massimiliano Mecozzi, de 55 años e investigado ahora por homicidio involuntario, volvió a inscribirse en el registro de médicos tras pasar por el grupo místico investigado. 

El ahora investigado se licenció en Medicina en Roma en 1996, y entró en contacto con un sacerdote de la orden cuando se estableció en Monteciccardo en una casa aislada en el bosque. La Orden de los Médicos de Pesaro se ha querido interesar por los títulos que tenía Mecozzi para ejercer la homeopatía, y su escueta respuesta por correo electrónico ha sido que "no me interesa responder". 

Polémica internacional

La polémica ha provocado que hasta el citado diario italiano le dedique un editorial titulado Omeopazza (homeo-locura), donde el escritor Massimo Gramellini exponía que "desgraciadamente hay gente tan débil que no llega a vivir sin apoyarse en un dogma, sea religioso, materialista, científico, acientífico, carnívoro o vegano. 

Para echar más leña al fuego, el propio Christian Boiron, el llamado "rey de la homeopatía", ha asegurado en una entrevista que él también toma antibióticos y que se los da a sus hijos y nietos. "Soy farmacéutico, he escogido en cada ocasión el mejor tratamiento para ellos, como cualquier padre o abuelo. También mis padres eran farmacéuticos, desde pequeño me han curado de diversas maneras. Mi casa era frecuentada por médicos tradicionales y por médicos homeópatas. Lo realmente importante es esta: elegir un buen médico, porque es su obligación hacer el diagnóstico preciso y el tratamiento más adecuado", ha asegurado al medio italiano.