Las comunidades deberán presentar en ese tiempo sus normativas, a fin de valorar si es necesaria una armonización

El Gobierno se da 3 años para activar la ley estatal de residuos sanitarios
La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.


13 ene 2022. 10.50H
SE LEE EN 2 minutos
El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado el Proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular, antes denominado Proyecto de Ley de residuos y suelos contaminados, que revisa la actual normativa para cumplir con los nuevos objetivos establecidos en las directivas comunitarias en la gestión de residuos sanitarios. Para la activación del texto, que va a ser remitido al Senado, donde entrará en la recta final de su tramitación parlamentaria, el Gobierno se ha fijado un plazo de tres años.

Esta norma es una de las principales piezas legislativas para impulsar la economía circular en España y ha sido incluido como una de las reformas estructurales del Plan para la Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

Entre las principales novedades, se establece la realización de un estudio comparado de la normativa autonómica reguladora de los residuos sanitarios. Este análisis se llevará a cabo en el plazo máximo de tres años desde la entrada en vigor de esta Ley y se presentará ante la Comisión de Coordinación en materia de residuos para la evaluación de la necesidad de desarrollo reglamentario de ámbito nacional.

La norma da un papel protagonista a las medidas de prevención en la política de residuos, mediante la inclusión de objetivos concretos y cuantificables: reducción del peso de los residuos producidos de un 13 por ciento en 2025 y de un 15 por ciento en 2025 respecto a los generados en 2010.

Gestión de residuos con el covid


Tras el estallido de la crisis del coronavirus, el Ministerio de Sanidad introdujo cambios en las instrucciones para la gestión de residuos sanitarios. En concreto, la orden ministerial publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establecía que en hospitales, centros de salud, ambulancias, etc. se debía maximizar el llenado de los contenedores disponibles, “evitando entregarlos sin optimizar su capacidad”. Asimismo, la orden recordaba que la recogida y gestión de residuos se considera servicio esencial y que, además, las Administraciones deberán garantizar frecuencias de recogida suficientes.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.