Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Gobierno destina 7 veces más a deuda pública que a sanidad

Las políticas sanitarias generarán una décima parte de los beneficios fiscales previstos por el Estado, según los PGE

El Ministerio de Hacienda descubre el proyecto de PGE de 2018.
El Gobierno destina 7 veces más a deuda pública que a sanidad
I.Pérez Nova / E. Ortega
Martes, 03 de abril de 2018, a las 14:30
A pesar de que el Gobierno tiene previsto incrementar su inversión en sanidad (hasta los 4.251 millones de euros, un 4 por ciento más), lo cierto es que los fondos planteados en este campo siguen muy lejos de otras partidas estatales.
 
De hecho, tal y como refleja el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 que acaba de presentar el Ministerio de Hacienda, la partida destinada a cubrir la deuda pública (unos 31.547 millones de euros) multiplica por 7 la destinada a políticas sanitarias.
 
Esta diferencia no se constata solo en este campo. Los 4.251 millones de euros para sanidad son prácticamente la mitad de los que el Ejecutivo ha reservado para Defensa (unos 8.087 millones) y para Seguridad Ciudadana e Instituciones Penitenciarias (8.418 millones), cuyos presupuestos aumentan proporcionalmente más que el sanitario (un 7 por ciento y un 6,4 por ciento, respectivamente). Con todo, también es cierto que, al estar transferidas las competencias sanitarias, la mayor parte del peso del gasto en salud corre a cuenta de las comunidades autónomas. 
 
Con todo, la política sanitaria no es la más cenicienta en los PGE. Supera a Educación tanto en crecimiento como en cómputos y supone más del doble del presupuesto fijado para Justicia, que recibirá 1.781 millones de euros.
 
Beneficios fiscales totales
 
Por otro lado, las políticas de gasto sanitarias repercuten en unos beneficios fiscales en las arcas públicas de 3.616 millones de euros. Esto supone que el área sanitaria es la cuarta política de gasto que más dinero aporta en este contexto, solo por detrás del comercio y el turismo, la agricultura y la alimentación y los servicios sociales.
 
De hecho, la sanidad genera el 10.4 por ciento del total de los beneficios fiscales previstos para 2018, según los PGE, quedando muy por delante de otros campos como el Fomento del Empleo (un 2,3 por ciento) que cuentan con partidas equivalentes.
 
Los beneficios fiscales totales que se prevén para el año 2018 en estos presupuestos, que todavía tienen que ser aprobados por el Congreso de los Diputados, son de 34.825 millones de euros. La mayoría de estos incentivos tributarios, un 15,4 por ciento, vendrán derivados del comercio, turismo y la PYME.