Fuentes de la UE añaden que también existen otras iniciativas satélites financiadas por el programa Horizonte 2020

Dos planes europeos vigilan las nuevas variantes del Covid en países pobres
La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.


20 ago 2021. 18.30H
SE LEE EN 4 minutos
El control en el futuro de la pandemia de Covid-19 pasa por anticiparse y prevenir la aparición de variantes de este coronavirus que ‘escapen’ a la eficacia de las vacunas actuales o de las que se puedan desarrollar. Para ello, el control de la epidemia y de la evolución del SARS-CoV-2 en países pobres resulta clave, ya que por el momento son países donde la cobertura vacunal contra este nuevo coronavirus es escasa y por tanto, el riesgo de que surjan nuevas mutaciones del virus es mayor.

Europa, consciente de la necesidad de ir analizando la evolución del Covid-19 en países con pocas personas vacunadas, se basa en dos planes para mejorar el análisis genómico del virus en estos territorios. Según explican a Redacción Médica fuentes de la Unión Europea, “dos proyectos biológicos de alto valor añadido de la Iniciativa de Centros de Excelencia QBRN de la UE incluyen actividades para reforzar o crear capacidades de secuenciación genómica”.

MediLabSecure es el primero de ellos, coordinado por el Instituto Pasteur de París y con una inversión que supera los 9 millones de euros. “Respondió rápidamente a la amenaza del Covid-19, ayudando a 21 laboratorios nacionales de referencia a diagnosticar sus primeros casos de esta enfermedad”, explican. “Un curso de formación para trabajadores sanitarios y personal médico y de laboratorio, que ha contado hasta ahora con 236 participantes de 22 países”, añaden. Y es que el programa está presente en “Albania, Argelia, Armenia, Bosnia y Herzegovina, Burkina Faso, Egipto, Georgia, Jordania, Kosovo, Líbano, Libia, Malí, Marruecos, Mauritania, Montenegro, Níger, Palestina, República de Macedonia del Norte, Senegal, Serbia, Túnez y Turquía”.

Por otro lado existe LabPlus África, con una inversión de 10 millones de euros. “Refuerza la preparación y la respuesta ante el Covid-19 y otras epidemias en África”, matizan fuentes de la UE. “Tiene un enfoque innovador para abordar las necesidades insatisfechas en materia de diagnóstico y servicios sanitarios, como son los laboratorios móviles que prestan servicios a personas en regiones de difícil acceso con una infraestructura sanitaria muy limitada”, añaden.

Estas fuentes explican que dicho programa “también apoya la creación sostenible de capacidades locales mediante el desarrollo de un centro regional de excelencia formativa en África Occidental en el Instituto Pasteur de Dakar”. “Ofrecerá una formación innovadora y de alto nivel en materia de vigilancia y preparación de epidemias, inteligencia, respuesta y control, y desarrollará planes de estudio multidisciplinares, incluso en las tecnologías de secuenciación de nueva generación (NGS)”, suman estas fuentes. “Esto apoyará la red de laboratorios que los Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades y la OMS AFRO pusieron en marcha en estrecha relación con Instituto Pasteur de Dakar para reforzar la secuenciación del genoma del SARS-CoV-2”, comentan.

Apoyo en otros planes satélite


Dos programas de mayor tamaño a los que se suman otros como “el proyecto PHINDaccess (Pathogen-Host INteraction Data access), financiado por Horizonte2020; un proyecto de investigación de hermanamiento coordinado por el Instituto Pasteur de Túnez. El Instituto se hermanará con centros europeos de renombre mundial que trabajan en la vanguardia de la investigación sobre enfermedades infecciosas”.

Asimismo, en Angola fuentes de la Unión Europea destacan “el Instituto Superior Politécnico Do Kwanza Sul participa en el proyecto de investigación VirFree, financiado por la UE, cuyo objetivo es identificar nuevos métodos de detección de patógenos como los virus que pueden afectar gravemente a los frutales y la vid en varios países. Las herramientas de diagnóstico que se utilizan actualmente en los programas de certificación se combinarán con tecnologías de secuenciación de vanguardia. Se aumentará la capacidad de investigación de los países mediante la formación de una nueva generación de investigadores en este campo”, concluyen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.