No obstante, la Consejería de Salud subraya que la evidencia disponible es "escasa" y "de baja calidad"

Vitamina D y Covid: estas son las principales evidencias de su eficacia


17 abr 2021. 10.00H
SE LEE EN 3 minutos
Desde que comenzara la pandemia, numerosos estudios destacan el vínculo entre los niveles de vitamina D y la gravedad del Covid-19, subrayando que hay evidencia científica de que este micronutriente liposoluble reduce las infecciones, hospitalizaciones y muertes por coronavirus. El portal sanitario de la Región de Murcia también ha abordado esta cuestión indicando las principales evidencias de su eficacia.

En este sentido, la Consejería de Salud ha señalado que, según el sumario de evidencia (SE) de BMJ Best Practice sobre la Covid-19, los estudios retrospectivos y observacionales muestran una asociación entre el déficit de vitamina D y un mayor riesgo de infección. También indican que un metaanálisis encontró mayor riesgo de hospitalización y mortalidad con déficit de vitamina D.

Además, un estudio transversal de pacientes hospitalizados reveló que la severidad de la enfermedad era menor en los pacientes con niveles adecuados de vitamina D y que el 90 por ciento de los fallecido mayores de 40 años tenían niveles insuficientes de la misma.

Por otro lado, la Consejería de Salud resalta que el SE de Uptodate sobre la vitamina D y la salud extraesquelética, que dedica un apartado a la enfermedad causada por el virus, explica que, aunque pequeños estudios observacionales han comunicado una asociación inversa entre los niveles medios de vitamina D y los casos de Covid-19, existen en ellos varios factores de confusión (como la obesidad).

Además, añaden que los estudios de mayor tamaño muestran hallazgos tanto a favor como en contra de esta asociación y que se han comunicado en los pacientes con Covid-19 de unidades cuidados intensivos cifras menores de vitamina D que en los de unidades de cuidados generales.


Vitamina D y Covid: evidencia disponible "escasa" y "de baja calidad"


Aún así, las autoridades murcianas subrayan que la evidencia disponible es “escasa, de baja calidad y existen numerosos factores de confusión en los estudios realizados”. En esta misma línea, la Consejería también resalta la guía de práctica clínica sobre Covid-19 y vitamina D del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) de Reino Unido.

La entidad británica indica que, aunque se ha encontrado una asociación entre niveles bajos de vitamina D con peores resultados de la enfermedad, la evidencia disponible no permite establecer una relación de causalidad porque es de baja calidad.

Además, arrojan que existen varios factores de confusión que afectan a los resultados de los estudios realizados. Según el NICE, muchos de los factores de riesgo para el déficit de vitamina D también lo son para el coronavirus. Explican que esta vitamina es un “reactante de fase agudo negativo”, es decir, que sus niveles descienden durante la respuesta inflamatoria sistémica, lo que puede ocurrir en la Covid-19 grave, “haciendo difícil saber si los niveles bajos de vitamina ocasionan un peor pronóstico, o la gravedad ocasiona un descenso de la vitamina D”.

Por último, el instituto británico reafirma esta ‘falta’ de evidencia científica matizando que algunos estudios han utilizado mediciones de vitamina D inadecuadas o procedentes de registros históricos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.