Covid: el principal temor del 48% de las médicas es contagiar a sus hijos

Más del 90% tuvo que modificar su rutina de trabajo para poder conciliar la vida familiar, según una reciente encuesta

Covid: el principal temor del 48% de las médicas es contagiar a sus hijos
sáb 24 octubre 2020. 18.00H
La pandemia de Covid-19 ha supuesto un reto profesional y personal para miles de profesionales sanitarios, obligados a protegerse y proteger a los suyos. Son muchos los que han tenido que renunciar incluso al contacto con familiares durante semanas para preservar su seguridad. De hecho, la posibilidad de contagiar a sus hijos ha sido la principal preocupación de la mitad de las médicas que han luchado contra el virus en la pandemia. 

Es una de las principales conclusiones extraídas en una encuesta realizada entre más de 2.700 médicas con hijos en Estados Unidos para conocer el impacto de la pandemia en este colectivo. La mitad de las encuestadas desarrolló su actividad en un área de gran incidencia Covid. Entre el 48 y el 52 por ciento, dependiendo del nivel de preparación, aseguraron que su principal miedo durante la crisis fue exponer a su familia a un posible contagio.   

De acuerdo con las respuestas obtenidas, menos de la mitad de estas madres se sintieron profesional o personalmente preparadas para la pandemia. Solo tres de cada diez profesionales de emergencias lo hicieron a nivel personal y el 49 por ciento a nivel profesional. 

Tras analizar los resultados en profundidad, los investigadores de la universidad de Wayne (Detroit) también descubrireron una mayor preocupación por la educación en casa, los cambios en la vida familiar y las dificultades financieras por parte de aquellas madres que aseguraron no sentirse preparadas para afrontar la pandemia frente a las que sí lo hicieron. Estas también orotgaron mayor importancia a la falta de equipos de protección personal y un mayor miedo a fallecer debido al Covid-19. 

Horas extras voluntarias 


En el terreno laboral, la moral del equipo de trabajo se convirtió en la principal prioridad de las profesionales. De hecho, ocho de sus diez preocupaciones principales durante la pandemia estuvieron relacionadas con sus compañeros de trabajo y el personal de su centro. En este sentido, las facultativas mostraron cierta inquietud por la salud mental de los trabajadores, la formación interrumpida de algunos estudiantes y las consecuencias a corto y largo plazo en aquellas personas dedicadas al campo académico de la Medicina. 

El 12 por ciento decidió voluntariamente incrementar sus horas de trabajo, mientras que al 6% se les pidió que aumentaran su jornada con la llegada del virus. 

"Las médicas tienen factores estresantes únicos y se ha demostrado que están más insatisfechas con el equilibrio entre el trabajo y la vida personal que sus homólogos masculinos", afirmaba Ryan Melikian, estudiante de segundo año de Medicina en esta universidad, al presentar las conclusiones de la encuesta. "Estas mujeres también se enfrentan a las responsabilidades diarias de ser tanto médico como madre, asumiendo la mayoría de los roles domésticos y familiares, incluido el cuidado de los niños", explicaba. 

La crisis sanitaria supuso además un cambio en la rutina de más del 90 por ciento de las trabajadoras: un 55 por ciento modificó sus horarios para prestar consultas 'online' mientras que el 38 por ciento tuvo que adaptarse al teletrabajo. En varios de los casos, el cambio de jornada tuvo que ver con la conciliación y el cuidado de los hijos.  Pese a todo, el 63 por ciento aseguraron sentirse satisfechas con la cantidad de tiempo que pasaron con sus familias durante la crisis sanitaria. 

Las madres de adolescentes, las más preocupadas 


En un análisis posterior, otra de las estudiantes, Anni Savka descubrió cómo la edad de los niños podía variar el nivel de preocupaciones de las profesionales. Así, el 52 por ciento de las madres con hijos adolescentes no tuvo que modificar su rutina mientras que, en el caso de los hijos pequeños, este porcentaje se redujo al 32 por ciento. 

Las sanitarias con hijos más mayores eran casi siempre las que se encargaban de ayudarles con las tareas escolares. El 61 por ciento mostró más inquietud ante la posibilidad de exponer a su conyúge a una posible infección, en comparación con el 44 por ciento que reflejaron aquellas con hijos menores.

Estas también se mostraron más preocupadas por la seguridad y la salud de sus padres, la escolarización de sus hijos en casa y la separación de su familia debido al Covid-19. "Las necesidades de las madres y médicas son consideraciones importantes para la preparación para una pandemia futura", argumentaba Savka.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.