Esta iniciativa, que estará en permanente revisión, establece respuestas por escenarios específicos, como las cárceles

Covid-19: respaldo unánime de las CCAA al plan de reescalada de Sanidad
Rodrigo Gutiérrez, Faustino Blanco, Salvador Illa y Pilar Aparicio.


16 jul 2020. 20.50H
SE LEE EN 4 minutos
El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), del que forman parte el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha aprobado este jueves por unanimidad el 'Plan de respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por Covid-19'. Es un documento con el que se pretende dotar al Sistema Nacional de Salud de más capacidad para prevenir y atajar posibles incrementos de transmisión de coronavirus.

"El Plan, que ha sido aprobado por unanimidad, asegura la capacidad de respuesta, para que pueda ser suficiente ante una segunda oleada de Covid-19", ha señalado a Redacción Médica el consejero de Sanidad de Asturias, Pablo Fernández Muñiz, tras la reunión, quien ha añadido que las CCAA han podido hacer sus propias aportaciones, como las referidas a Atención Primaria. 

El documento aprobado incorpora concreciones técnicas, a propuesta de las comunidades autónomas, de diferentes ministerios y de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta, dependiente de la Comisión de Salud Pública. Asimismo, establece respuestas por escenarios específicos, como el de los centros penitenciarios.


Covid-19 en centros penitenciarios


El impacto del coronavirus ha sido bajo en los centros penitenciarios "gracias a una rápida puesta en marcha de las medidas de aislamiento precoz al inicio de la epidemia", dice el Ministerio de Sanidad. Pero dadas las características especiales de estos centros y el contacto estrecho de personas con patologías crónicas, la aparición de un brote de coronavirus podría suponer "un grave problema".

Por eso, el Plan recomienda seguir las actualizaciones de las recomendaciones propuestas por las autoridades sanitarias. Los centros penitenciarios deberán colaborar en la recopilación, verificación y notificación de los datos para poder planificar e intervenir de forma adecuada. Se recomienda, además, la adopción de sistemas de vigilancia reforzados en estos entornos y deberán disponer de planes de contingencia adaptados a las características específicas de cada centro.

La detección de un caso en un centro penitenciario deberá notificarse a las autoridades sanitarias de forma inmediata para adoptar las medidas oportunas, como son el aislamiento del caso y sus contactos así como la indicación de cuarentena del módulo residencial. Se realizará una búsqueda activa de casos y se valorará la posibilidad de hacer estudios de cribado en el resto de residentes y profesionales si la situación lo requiere.

Por otro lado, el Plan establece medidas específicas para colectivos de especial vulnerabilidad ante el Covid-19, como los migrantes que acceden de forma irregular a nuestro país. Se adoptarán medidas específicas para el diagnóstico precoz de estas personas.


Madrid pide un Plan "más ambicioso"


La Comunidad de Madrid ha trasladado a Sanidad que el documento "debe ser más ambicioso". La Consejería de Sanidad ha mostrado su gran preocupación por la entrada de viajeros al aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, "puesto que considera que hay que tener un plan específico que se pueda extender a otros aeropuertos, con pruebas asociadas a los viajeros que vienen a España. En este sentido, el ministro ha accedido a tener una reunión bilateral con Madrid para tratar este asunto", ha dicho a Redacción Médica.

También, la Comunidad de Madrid ha expuesto que las CCAA "no tienen capacidad legal para confinar a grupos de población, por lo que ha pedido al Ejecutivo que tome una decisión al respecto, a la vez que ha recordado que el ministro de Fomento, Pepe Blanco, ya aplicó el estado de alarma, de manera selectiva con la huelga de controladores en el año 2010". La Consejería de Sanidad considera que es el Gobierno de España "quien tiene que tomar la decisión de decretar el estado de alarma para confinar un determinado territorio o municipio y facilitar después que la autoridad competente para aplicarlo sea el presidente de cada comunidad autónoma. La Constitución y su normativa de desarrollo ya prevé cómo actuar en estas situaciones y Madrid confía en el marco constitucional y su normativa de desarrollo para ordenar confinamientos".

Por último, Madrid ha solicitado al Ministerio de Sanidad conocer su posición sobre el uso obligatorio de las mascarillas en todos los casos, ya que, en estos momentos hay doce comunidades autónomas que han impuesto el uso obligatorio. "Considera que sería necesaria una decisión de todo el Sistema Nacional de Salud por la propia movilidad que hay en España, a pesar del uso generalizado de las mascarillas que hay en la Comunidad de Madrid".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.