Plan nacional de reescalada Covid-19 que evita el confinamiento total

El Consejo Interterritorial, la vía alternativa al estado de alarma para tomar decisiones vinculantes entre varias CCAA

Salvador Illa, ministro de Sanidad.
Plan nacional de reescalada Covid-19 que evita el confinamiento total
lun 13 julio 2020. 13.00H
La lucha contra la segunda ola del coronavirus Covid-19 será "quirúrgica". Según fuentes de Moncloa, el Plan de Respuesta Temprana a brotes de Covid-19 que el Ministerio de Sanidad ha elaborado evita el confinamiento total de la población y opta por medidas de contención en lugares específicos. 

-Sigue en directo las últimas noticias sobre la pandemia de coronavirus-

Este martes, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, mantendrá una reunión con las comunidades autónomas para que puedan hacer sus aportaciones al documento. Será este jueves cuando se apruebe definitivamente en el marco del Consejo Interterritorial. 

El documento consta de cinco capítulos y cinco anexos, y fija dos objetivos: limitar el impacto de la pandemia y tener preparadas las capacidades asistenciales para hacer frente a una segunda oleada del virus.

Acción coordinada vinculante entre CCAA


Uno de los temas que se plantea en el plan es el rol de las CCAA. Se da un papel importante al pleno del Consejo Interterritorial, que puede decretar una acción coordinada en Salud Pública entre varias CCAA. Esta acción, una vez aprobada, es de obligado cumplimiento. 

"Por poner un ejemplo, si hay fiestas populares que coinciden en tres CCAA limítrofes, en lugar de que cada una tenga sus propias medias de aforo o seguridad, se acuerdan medidas de forma coordinada o su suspensión si fuera necesario", apuntan fuentes gubernamentales. 

Preparación contra rebrotes


En el capítulo tres del plan se desarrollan las bases para la preparación y respuesta ante rebrotes de Covid-19. Se asientan en cinco pilares básicos: detección precoz de casos, asistencia sanitaria, control a nivel colectivo, comunicación apropiada y la disponibilidad de reservas estratégicas suficientes.

En el apartado de la detección precoz se plantea un mínimo de recursos humanos para recoger información y analizarla, una ratio informática adecuada y la coordinación que entre todos los niveles de asistencia debe existir. También se insiste en que hace falta una capacidad de laboratorio suficiente. En concreto, se debe poder analizar muestras en 24 horas tras haber sido obtenidas.

Respecto a la atención sanitaria se establece que hay que garantizar planes de contingencia para responder a incrementos de la carga asistencial. Esto conlleva disponer de suficientes recursos humanos, EPI, de camas, UCI, la capacidad de movilizar profesionales de unas unidades a otras, se deben tener bien especificados los mecanismos de gestión de riesgo para los vulnerables y también se debe establecer una ayuda psicológica.

Las medidas de prevención colectiva que se plantean son aquellas asociadas a la prevención e higiene, distanciamiento social, etc. En cuanto a la comunicación, se define una estrategia para que todos los profesionales que trabajan en el ámbito tengan información necesaria y la concienciación a la ciudadanía para evitar riesgos innecesarios. Finalmente, se establece la obligatoriedad de las CCAA de contar con una reserva estratégica sin dependencia exterior para 8 semanas (EPI, medicamentos básicos, pruebas diagnósticas, equipos de ventilación mecánica) y además el Ministerio de Sanidad aporta un 25 por ciento más de este material. 

Respuestas concretas 


El cuarto capítulo se centra en las respuestas concretas ante los rebrotes. Se resumen en la operativización de la detección precoz (tener un sistema de vigilancia en condiciones) utilización adecuada de la información (valoración de riesgo para cada situación. Se incluyen una serie de variables sobre la que tener información e interpretarla: ámbito geográfico, si está asociado a casos de la zona, importados o son casos locales cuyo origen se desconoce; riesgo de exposición; ámbito (laboral, educativo, etc.); riesgo alto, bajo, medio), respuesta genérica y respuesta específica. 

Dentro de la respuesta genérica global se plantean medidas que afectarían a toda la población. Se tomarían si hay aumento diseminado de contagios entre la población. Por ejemplo, se tomarían en grandes eventos de masas. 

En las respuestas específicas se hace incluyen diversas medidas en centros educativos cuando se detectan brotes, centros sanitarios, centros sociosanitarios, ámbito laboral, grupos vulnerables concretos o para eventos de alta concentración. En este último punto Sanidad establece un sistema de semáforo que evalúa el riesgo del evento para determinar si debe celebrarse o no. 

Sanidad Exterior 


El plan dedica especial importancia a Sanidad Exterior, donde se han reforzado, en colaboración el Ministerio de Transportes, los efectivos en aeropuertos. Solo 15 países tienen permitido el acceso a España fuera del espacio Schengen y tienen la obligación de presentar una incidencia de casos igual o inferior a la media de Europa.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.