Coronavirus: mascarilla, bata, guantes y gafas en visitas a domicilio

El Ministerio de Sanidad ha publicado la Guía para el Manejo Domiciliario para los casos de Covid-19

Ministerio de Sanidad
Coronavirus: mascarilla, bata, guantes y gafas en visitas a domicilio
mar 10 marzo 2020. 16.30H
El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía para el manejo domiciliario para los casos de coronavirus Covid-19. En ella recomienda que el personal sanitario que se desplace hasta los hogares de los contagiados por coronavirus o sospechosos extremen las medidas de seguridad. 

Tal y como describe el documento sobre el abordaje del coronavirus en los domicilios, "el personal sanitario que atienda a casos en investigación, probables o confirmados o las personas que entren en la habitación de aislamiento, deberá llevar un equipo de protección individual (EPI)".

Este equipo, detalla, sirve "para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto que incluya bata de protección, mascarilla, guantes y protección ocular".

Protección del personal sanitario frente al coronavirus



Si se han de realizar procedimientos de urgencia, se avisará a los servicios de urgencias y emergencias


Además, Sanidad desaconseja, de forma general, realizar procedimientos que generen aerosoles en la asistencia domiciliaria a casos con coronavirus. "Si se han de realizar procedimientos de urgencia, se avisará a los servicios de urgencias y emergencias", añade el texto.

Una vez hayan atendido a los pacientes, el personal sanitario debe retirarse el EPI en el interior de la habitación, "a excepción de las gafas y la mascarilla, que se retirarán fuera de la misma", concisa Sanidad.

"Las gafas y la mascarilla se introducirán en una bolsa hermética y se llevarán de vuelta al centro de salud del que dependa el equipo y se eliminarán como residuo biosanitario de clase III o se reprocesarán, según el caso", especifica el documento.

Sanidad aconseja que las tomas de muestras que se hagan en el domicilio sean un frotis orofaríngeo y/o un frotis nasofaríngeo.

"Para la realización de los frotis se debe emplear el equipo de protección individual para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto que incluya bata de protección, mascarilla FFP2, guantes y protección ocular.

Se preparará la muestra para su envío al laboratorio en la misma habitación donde se encuentre el paciente y se limpiará la parte externa del tubo que contiene la muestra con un desinfectante de superficies o una toallita impregnada en desinfectante", detalla. 

Quién puede recibir atención domiciliaria frente al coronavirus



Se descartará como atención domiciliaria a los casos con alteración del sistema inmunitario, edad avanzada o embarazo


El documento detalla los criterios para poder ofrecer la atención domiciliaria. Los casos no podrán tener factores de vulnerabilidad previos para padecer una enfermedad grave o tener enfermedades crónicas como las cardiovasculares, diabetes, enfermedades pulmonares y renales. Además, se descartará como atención domiciliaria a los casos con alteración del sistema inmunitario, edad avanzada o embarazo. 

Tal como detalla el texto, deberán ser "casos en investigación, probables o confirmados de coronavirus Covid-19 con síntomas leves y sin criterios de ingreso hospitalario (se valorará individualmente según la situación clínica y el momento epidemiológico concreto); o casos probables o confirmados que han precisado hospitalización y que han recibido el alta hospitalaria pero aún requieren atención sanitaria y medidas de aislamiento.


 Requisitos mínimos para la atención domiciliaria por coronavirus



La vivienda debe disponer de una estancia con buena ventilación y que pueda ser dedicada de forma específica para el aislamiento del caso


Según las indicaciones dadas por Sanidad frente al coronavirus, "no es necesario que el paciente viva acompañado si se puede asegurar una asistencia telefónica".

Eso sí, la vivienda "debe disponer de una estancia con buena ventilación y que pueda ser dedicada de forma específica para el aislamiento del caso, con posibilidad de designar un baño para uso exclusivo del paciente o en su defecto deberá ser limpiado con lejía doméstica tras su uso", tal y como adelantó Redacción Médica.

La disponibilidad en el caso telefónico debe garantizar la comunicación permanente con el personal sanitario. Además, debe haber "un equipo específico en el centro sanitario con capacidad suficiente para hacer el seguimiento del caso, idealmente mediante controles por vía telefónica o visitas presenciales, que posibiliten la atención y seguimiento domiciliario".

Espacio de aislamiento por coronavirus


El paciente que permanezca en aislamiento por coronavirus, explica Sanidad, "deberá permanecer preferiblemente en una estancia o habitación de uso individual o, en caso de que esto no sea posible, en un lugar en el que se pueda garantizar una distancia mínima de 2 metros con el resto de los convivientes. La puerta de la habitación deberá permanecer cerrada".


Se recomienda disponer de un intercomunicador y en la habitación debe haber un cubo de basura


Si se desplaza a las zonas comunes de la vivienda, "deberá utilizar mascarilla quirúrgica y realizar higiene de manos al salir de la habitación. Se mantendrán bien ventiladas las zonas comunes".

La estancia además, "deberá tener una ventilación adecuada directa a la calle" y el baño debe ser limpiado con lejía doméstica.

Es recomendable disponer de un intercomunicador (como los utilizados para la vigilancia de los bebés) para comunicarse con los familiares y en la habitación deberá colocarse un cubo de basura, con tapa de apertura de pedal, y en su interior una bolsa de plástico que cierre herméticamente para los residuos.

"La persona enferma no debe recibir visitas durante el periodo de aislamiento y se recomienda disponer de un registro de entrada y salida diario de personas que accedan a la habitación", detalla la guía.

Duración del aislamiento por coronavirus



Se valorará la finalización del aislamiento conjuntamente con las autoridades de salud pública de la comunidad autónoma correspondiente


Tras la resolución de los síntomas derivados de coronavirus, explica la guía elaborada por Sanidad, "se recomienda realizar dos tomas de muestras con una separación mínima de 24 horas de la nasofaringe y/u orofaringe y su envío al laboratorio según el procedimiento descrito para envío de muestras". 

Si las muestras dan resultado negativo dos veces seguidas, "se valorará la finalización del aislamiento conjuntamente con las autoridades de salud pública de la comunidad autónoma correspondiente". 

En caso contrario, "si las condiciones clínicas de la persona empeoraran o las situaciones en el domicilio hicieran insostenible el correcto manejo del paciente a juicio del equipo sanitario, se procederá a su notificación a las autoridades de Salud Pública de la comunidad autónoma correspondiente, con las cuales se evaluará de forma conjunta su derivación al hospital".

Se llevará al paciente hasta el mismo en una ambulancia con la cabina del conductor físicamente separada del área de transporte del paciente.

"El personal que intervenga en el transporte (salvo el conductor, si no sale de la cabina) deberá ser informado previamente y deberá utilizar el Equipo de Protección Individual adecuado (bata de protección, mascarilla FFP2, guantes y protección ocular). El paciente deberá llevar colocada una mascarilla quirúrgica", añade también el documento. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.