Covid defensas: células T de memoria y síntomas persistentes, relacionados

Juegan un papel clave en la respuesta inmune temprana contra el coronavirus, según un estudio reciente

Covid defensas: células T de memoria y síntomas persistentes, relacionados
dom 22 noviembre 2020. 13.40H
Un reciente estudio publicado por investigadores suecos del Karolinska Institutet, en Estocolmo, ha centrado su trabajo en ahondar en el papel que desempeñan las células T de memoria contra el Covid-19, fundamentales en la generación del control temprano y la eliminación de muchas infecciones virales. En el caso del coronavirus, este trabajo advierte que dichas células pueden tener un impacto perjudicial en el resultado clínico de pacientes con coronavirus y contribuir a que sus síntomas sean más prolongados.

Si bien es cierto que, tal y como advierte la propia investigación, que ha sido publicada en la revista especialidad Science Immunology, aunque múltiples estudios han indicado que las células T desempeñan un papel en la respuesta inmune temprana al SARS-CoV-2 y pueden generar un conjunto de memoria funcional, todavía hay múltiples preguntas sin respuesta en el campo

DIRECTO | Coronavirus España, últimas noticias: restricciones y avances en la vacuna

Probablemente, “estén implicados múltiples mecanismos en esta enfermedad y se desconoce si las células T desempeñan algún papel en casos de Covid prolongados”, según el estudio. De hecho, la incidencia de casos de larga duración es mayor en las mujeres que en los hombres, tal y como suele suceder con otras enfermedades autoinmunes, “plantea la cuestión de si las células T orquestan el Covid prolongado a través de mecanismos similares a los de enfermedades autoinmunes o inflamatorias”.


Factores para una inmunidad temprana


Junto con la edad y el sexo, es probable que los factores virales y del huésped “también desempeñen un papel en la defensa inmunitaria temprana y la coordinación de la respuesta temprana de células T específicas del Covid-19”.

Entre otras cosas, esta investigación también apunta a que es poco probable que las células T preexistentes específicas del SARS-CoV-2 proporcionen inmunidad esterilizante o de grupo, “pero pueden permitir que el huésped eluda los mecanismos de evasión inmunitaria, por ejemplo, la evasión del IFN-I, y genere una presión temprana sobre el virus”.

Los investigadores también inciden en que actualmente, existe la necesidad de un análisis más profundo utilizando modelos animales y estudios de seguimiento longitudinales de grandes cohortes de pacientes para “definir los aspectos beneficiosos frente a los perjudiciales de las células T específicas del SARS-CoV-2 en entornos agudos, convalecientes y vacunales de Covid-19”.


El papel de las células T en la vacuna


De hecho, sobre la vacuna, explican que, con base en la incertidumbre de si los anticuerpos o las células T con reactividad cruzada proporcionarán inmunidad protectora o duradera al Covid-19, “será absolutamente crítico administrar una vacuna segura y efectiva a la población para alcanzar una inmunidad amplia y romper la espiral negativa. de nuevas infecciones”.

Los esfuerzos de vacunación en curso se dirigen principalmente a las células B para promover la inducción de anticuerpos neutralizantes (nAbs) contra el SARS-CoV-2. Aunque “la inducción de nAbs anti-spike es el componente clave para una vacuna eficaz contra el SARS-CoV-2, es bien sabido que las células T, y en particular las células T FH, son críticas para generar células plasmáticas productoras de anticuerpos y de larga duración".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.