El Cgcom resalta la precariedad laboral y la falta de equidad en las medidas ante el déficit de médicos de Familia

Contratar a médicos sin MIR en verano "ataca a la seguridad del paciente"
Tomás Cobo, presidente de la OMC.


18 jun 2022. 14.40H
SE LEE EN 4 minutos
Las propuestas para cubrir la falta de especialistas en toda España plantean en ocasiones escenarios que rozan la ilegalidad y afectan de lleno a la seguridad de los pacientes. Así lo destaca el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom), Tomás Cobo, quien ha mostrado el posicionamiento de su institución sobre la posibilidad de contratar a sanitarios que no tienen finalizado el MIR. Así, la medida, que ha sido planteado por algunos servicios de salud como el murciano, podría suponer un peligro para la seguridad clínica de los pacientes

De este modo, la propuesta lanzada para atender la falta de especialistas en Familia de cara al verano, no cuenta con el respaldo de los representantes sanitarios. En concreto, en declaraciones a Redacción Médica, Cobo destaca como estas contrataciones “son ocurrencias dispares de cada una de las comunidades autónomas y este tipo de medidas debería ir en torno a la cogobernanza, es decir a través del Consejo Interterritorial para que a la hora de tomar decisiones extraordinarias, estas sean consensuadas”.

En este sentido, desde el Cgcom se subraya la importancia de seguir los mecanismos aprobados por el propio sistema sanitario, donde se regula la formación y especialización de los sanitarios. Así, Cobo destaca como “no parece muy adecuado que lo que se haga sea contratar a quienes no tienen esta especialidad”, cuando es esa misma formación la que “asegura que el profesional cuente con las competencias específicas que hay que conseguir”, a lo que suma que “las personas que no tienen esas competencias y conocimientos aún no pueden ofrecer la seguridad clínica y del paciente”.

“Con ocurrencias no se salva la falta de médicos”


El déficit de sanitarios responde así a una mala gestión de los recursos humanos sanitarios. Una realidad que “no se salva con ocurrencias” que además incrementan la precarización de los facultativos.

En concreto, Cobo ha destacado que “la precariedad profesional en Medicina alcanza al 50 por ciento de nuestros compañeros, todos especialistas, es una de las quiebras que tiene nuestro Sistema Nacional de Salud”.

A esta precariedad contractual se suman medidas que no atenderían a los criterios laborales establecidos, pues como recuerda el presidente del Cgcom “en España para trabajar en el Sistema Nacional de Salud tienes que ser especialista y tener finalizado el MIR”.


"En España para trabajar en el Sistema Nacional de Salud tienes que ser especialista y tener finalizado el MIR"



De este modo, Cobo plantea cómo “una vez más vemos la deriva a la mala relación que tienen los profesionales médicos con la Administración”. Pero la clave esencial, para el Cgcom reside “una vez más, y subrayo que es algo que venimos repitiendo, la seguridad del paciente". Un punto en el que reitera que “para ser médico tienes que estudiar los seis años de carrera más los cuatro de especialidad, con el único objetivo de que cuando tengas que estar solo atendiendo a un paciente tengas los conocimientos y las competencias que te corresponden en tu área asistencial”.

Como vía para solucionar la demanda de facultativos, desde el Cgcom se incide en “la necesidad de que en todo el sistema nacional de salud haya una homogeneidad a la hora de tomar decisiones, algunas tan trascendentales como puede ser la contratación de sanitarios sin especialidad, sino se contribuye a la inequidad en la asistencia sanitaria”.

Sanitarios para tareas burocráticas


Por parte del Servicio Murciano de Salud (SMS), de donde surge la propuesta de contratación de sanitarios sin MIR, se alega que es una medida puntual por la cual se destinarán estos perfiles fundamentalmente a “tareas burocráticas” en la Atención Primaria así como otras funciones en “órganos centrales del Servicio Murciano de Salud”.

Así, desde el servicio de salud se incide en que se trata de una medida que buscar dar respuesta al déficit de facultativos que existe a nivel nacional y que se agrava en las zonas de costa durante las vacaciones estivales.

Es por ello que la contratación de estos sanitarios estaría limitada a los meses de julio, agosto y septiembre, contratándose “según la necesidad” de cada momento. En este punto, desde Murcia reiteran que los contratados no asumirían tareas de asistencia, sino que permitiría a los médicos de Familia “contar con el apoyo de personal cualificado para el ejercicio de las tareas que le sean encomendadas por el Facultativo Especialista y bajo su supervisión”. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.