Según la ANIH, el actual redactado "no reconoce" a la plantilla investigadora en hospitales

Ciencia obliga a fichar investigadores estatutarios en servicios de salud
La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant.


25 feb 2022. 11.25H
SE LEE EN 4 minutos
El Gobierno ha publicado este viernes el proyecto de Ley por el que se modifica la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Un texto, aprobado hace siete días por el Consejo de Ministros, que no recoge las principales peticiones de la Asociación Nacional de Investigadores Hospitalarios (ANIH). De hecho, respecto al anterior borrador público, aseguran haber detectado “pequeños cambios” y “muy poco avance”, especialmente en la redacción del artículo 85, que regula las actividades investigadoras en los centros del Sistema Nacional de Salud (SNS).

En estos momentos, la ANIH está manteniendo conversaciones con los grupos parlamentarios para hacer llegar sus peticiones de cara a la incorporación de enmiendas. “Esperamos que los grupos que apoyan al Gobierno tengan una voluntad negociadora para llevar a cabo una negociación transversal en el apoyo de esta Ley”, explica Antonio Martínez, investigador del SNS y vocal de la ANIH, a Redacción Médica.

Según Martínez, el redactado sigue excluyendo al resto de personal de investigación e investigador, centrándose "únicamente" en las mejoras de la figura del investigador sanitaro. Además, defiende que no define el itinerario de acceso, el nuevo contrato indefinido para todo tipo de personal de investigación, por lo que “no hay compromiso de creación de puesto estable”.

No obstante, Martínez destaca que, en la redacción del artículo 85 de la nueva Ley de Ciencia, sí que se han introducido determinados cambios de verbo que habían sugerido y que cambian el sentido de la normativa. Por ejemplo, en el apartado 1 del mencionado artículo de la anterior versión, se dictaba que las Administraciones Públicas, en el marco de la planificación de sus recursos humanos, “fomentarán la incorporación” a los servicios de salud personal investigador en régimen estatutario a través de categorías profesionales específicas que permitan de forma estable y estructural la dedicación a funciones de investigación. En esta actualización, se ha sustituido “fomentarán la incorporación” por “incorporarán”.

Modificaciones dirigidas al personal investigador sanitario


El vocal sostiene que la mayoría de modificaciones están únicamente dirigidas al personal investigador sanitario con incorporación estatutaria, “dejando fuera tanto al personal investigador que no sea sanitario como al resto del personal de investigación”. “Parece que solo se han preocupado por cambiar la situación del personal investigador sanitario, cuando hay muchos investigadores, incluso a tiempo completo, en los hospitales”, subraya.

En su comparecencia, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, señaló en que el texto  reconoce al personal investigador sanitario, "aquel que dedica el 50 por ciento de su tiempo a investigación en hospitales y centros de salud". Sobre esta cuestión, Martínez incide en qué se está excluyendo al personal investigador y de investigación que destina más del 50 por ciento de la jornada a este fin. “Se están olvidando de que, en investigación, las plantillas de los hospitales están conformadas por personal investigador con actividad asistencial, personal investigador sin actividad asistencial y personal técnico”, explica, agregando que el Marco necesita de una mejora sustancial en su definición.

Otra de las novedades de esta Ley es que en los procesos selectivos para el acceso a las categorías estatutarias de personal sanitario investigador se podrá considerar el certificado R3, que facilita consolidar una plaza permanente porque se exime de parte de las pruebas de acceso y porque se reserva un mínimo del 25 por ciento en las plazas en los organismos públicos de investigación y del 15 por ciento en universidades. “En este apartado, también se incluye únicamente al personal investigador sanitario, cuando es al personal investigador es al que más se le puede exigir este certificado”, apunta.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.