Expertos en economía y sanidad auguran que ello conllevará a "hacer más grande el déficit"

"La rebaja fiscal no afecta al gasto sanitario actual, afecta a su aumento"
Guillem López y Vicente Ortún.


29 sep 2022. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
Los expertos en economía y sanidad consideran que las rebajas fiscales anunciadas por los gobiernos de algunas comunidades autónomas "no afectarán al gasto sanitario actual porque está muy consolidado". Sin embargo, esta decisión "dificultará el aumento" y que cualquier rebaja fiscal respecto a la situación actual "lo que hará previsiblemente es hacer más grande el déficit".

Así lo asegura el economista Guillem López, que añade que "la rebaja fiscal dificulta la ampliación de los recursos, pero no cuestiona el gasto actual consolidado. Lo que sucederá con el gasto consolidado, una vez aprobada la rebaja fiscal, es que acabe aumentando el déficit". Cuestionado por si el hecho de que haya menos impuestos comportará una peor sanidad, López lo niega, aunque matiza que con el gasto actual ya hay algunos problemas "que se mantendrán, tampoco mejorarán en un contexto de rebaja fiscal".

Por su parte, Vicente Ortún, investigador principal del Centro de Investigación en Economía y Salud (CRES), entidad de la que también forma parte López, destaca tres ideas. La primera es que "la recaudación fiscal está aumentando". En segundo lugar, expresa que "hay espacio para bajadas poco sustantivas en la imposición, pero lo preocupante es la perjudicial competencia fiscal entre autonomías que, en todo caso, vendría limitada por exigencias de Bruselas si continuamos sin enderezar el déficit estructural público".

"Fuera de la Unión Europea no hay salvación. Mientras tanto, en entorno de recaudación fiscal por encima de la prevista, algún recorte marginal no tiene por qué afectar al gasto público", matiza.

¿Qué pasará tras las rebajas fiscales?


López prevé que las comunidades autónomas que han anunciado rebajas fiscales finalmente las lleven a cabo, lo que provocará que "después pedirán, a expensas de la reforma del sistema de financiación pendiente, nuevas transferencias o centrifugarán parte de sus déficits en el conjunto del Estado".

Esta hipotética situación y negociación coincidirá con la celebración de las elecciones del próximo año y el economista y exconsejero en el consejo de gobierno del Banco de España estima que lo que sucederá es que "si el Estado consigue que Bruselas, que también tendrá sus problemas, haga una mirada amplia de la situación, se podrá considerar un 'saneamiento' y se pedirá que no vuelva a suceder, una especie de reiniciar".

"El Estado deberá encajar todos los déficits y articularlos a través de la consolidación fiscal de la Unión Europea. Si lo logra, este será el final; si no lo consigue, las comunidades autónomas sufrirán", aclara, y vendrán recortes.

López reflexiona por la nueva situación que hay en el tablero político nacional y autonómico, ya que hasta este momento los dos bloques fiscales eran ideológicos, mientras que ahora "el bloque ideológico se ha roto en el sentido que hay comunidades autónomas que no están alineadas con la postura del Gobierno central a pesar de pertenecer al mismo color". El economista estima el doble trabajo en las negociaciones: por bloque ideológico y también en alinear los planteamientos dentro del mismo entre administraciones. "La reforma tributaria del Estado es una cuestión de bloque ideológico y tiene una solución más fácil: elecciones", concluye el investigador.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.