14 nov 2018 | Actualizado: 12:30
Sociosanitario / Responsabilidad

Cinco claves para que el paciente encuentre información rigurosa en la red

La información sobre salud se ha convertido en la segunda más buscada pero con demasiada intoxicación

Marta Díaz, socia fundadora de Información sin Fronteras, durante su charla.
Cinco claves para que el paciente encuentre información rigurosa en la red
mié 26 abril 2017. 17.30H
Laura Díez
Cristina Cebrián
La información sobre salud se ha convertido en la segunda más buscada en internet en los últimos años, pese a que tiene un riesgo demostrado: existe mucha intoxicación por falta de rigor. ¿Cómo saber entonces qué contenido es de confianza y cuál no? 

Para solventar las principales dudas al respecto, el Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress) ha organizado una nueva edición de su Aula, esta vez dedicada a "Cómo buscar información de salud con rigor en internet", en la que Marta Díaz, socia fundadora de Información sin Fronteras ha dado a los presentes algunas pautas para no perderse en la red. 

Antes de buscar hay que saber el motivo, dónde y definir una estrategia para hacerlo



"Cuando buscas salen muchísimos resultados, no sabes por dónde empezar, empiezas a dudar y no te fías o no entiendes. El objetivo es que lleguemos a ser un paciente informado, y no debemos tener miedo puesto que todo se aprende. Aunque no seas sanitario, en internet puedes encontrar información fácil. Somos más expertos que nadie en lo que nos pasa, en los síntomas, pero esa visión hay que unirla con la clínica del médico", ha señalado como introducción Díaz. 

Según la experta, los pacientes buscan en la red cuando les pasa algo, para cuidar a otros, por prevenir o por formarse. La información de salud tiene, además, el riesgo de que en internet puede escribir cualquiera, de manera que existe un exceso de contenidos y no siempre rigusosos, lo que Díaz ha llamado 'infoxicación'. De ahí que haya que buscar lo que se desea "con ojo clínico". 

Pasos clave

Lo primero de todo, antes de empezar la búsqueda, hay que establecer el motivo -qué se quiere buscar-, dónde se va a buscar -la fuente- y definir una estrategia de búsqueda. Para ello, Díaz ha explicado cómo se deben elegir las palabras y cómo unirlas para ver cómo los operadores booleanos realizan la búsqueda. 

En este sentido ha recordado cómo utilizar las palabras Or, And y Not para localizar información. El primero localiza contenidos con uno, otro o los dos términos que une; el segundo restringe, busca documentos que tengan ambos términos, y el tercero excluye, de manera que elimina la opción de que el segundo término aparezca en los documentos encontrados. 

Marta Díaz junto a Ismael Sánchez, director ejecutivo de Inidress

Marta Díaz junto a Ismael Sánchez, director ejecutivo de Inidress.


Una vez que hay resultados de búsqueda, hay que discriminar la fuente, ya sean clásicas -como revistas o libros, bases de datos o prensa sanitaria- o fuentes web -buscadores, directorios y portales de salud y redes sociales. "Las primeras están bien pero cuidado con la fecha de las ediciones, además de que la prensa conviene contrastarla con otra fuente. Las webs, además, permiten interactuar", ha explicado Díaz. 

Además, hay que tener en cuenta algunos aspectos, como ver si el contenido está referenciado al principio o final de la página, ver quién lo escribe y si es posible, mirar dos o tres páginas y hacer un balance propio. 

Consejerías de sanidad, hospitales o asociaciones de pacientes también ofrecen numerosa información rigurosa



También es importante ver que sean sitios de confianza, reconocidos, que cuenten con información lógica. "Lo ideal es contrastar diferentes informaciones para valorar, y si es posible, consultar la información con los profesionales sanitarios", ha recomendado. 

Por último, se debe utilizar la búsqueda avanzada siempre que sea posible, de manera que si es un tema muy general, por ejemplo, se limite al título. Según ha explicado Díaz, prácticamente todo se puede filtrar, desde las imágenes, la información sobre medicamentos o sobre artículos médicos publicados. 

Multitud de recursos

A lo largo del Aula Inidress, Díaz ha puesto numerosos ejemplos de webs donde poder encontrar información de salud rigurosa, desde el Google académico, al que se accede desde un link del buscador y con multitud de artículos publicados disponibles en formato pdf, hasta páginas como el centro de información online de medicamentos de la AEMPS o la EMA, con información detalla sobre prospectos, principios activos, nombres comerciales y todo lo relacionado con los fármacos. 

Además, ha recordado que las consjerías de sanidad, los propios hospitales y las asociaciones de pacientes también ofrecen información muy contrastada sobre las dolencias que interesan a los ciudadanos. Entre esta información ha hecho hincapié en la importancia de los medicamentos, saber qué se toma, en qué dosis, las equivalencias con otros países o qué significan los símbolos que aparecen en los envases, además de contenidos adicionales sobe, por ejemplo, un mapa nacional con las farmacias que ofrecen la opción de venta a distancia de fármacos.

Los presentes responden a las preguntas de Marta Díaz en su exposición.

Los presentes responden a las preguntas de Marta Díaz en su exposición. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.