20 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 12:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El 70% de pacientes acude a Google porque no se fía del diagnóstico médico

Por sexos, la mujer lo hace más que los hombres, y por edades, predominan los menores de 24 años, según un estudio

El 61% de los pacientes reconoce que utiliza internet para informarse sobre salud.
El 70% de pacientes acude a Google porque no se fía del diagnóstico médico
Redacción
Domingo, 06 de noviembre de 2016, a las 12:00
En lo que a salud se refiere, internet supone para el paciente una gran fuente de información sobre enfermedades y dolencias. Pero no solo eso. A  veces la opinión de ‘doctor Google’ es más importante para el usuario que la de su propio médico, tal y como evidencia el estudio ‘Los españoles y la medicina 2.0’ de Doctoralia, donde se detalla que el 70 por ciento los pacientes busca en la red datos después de ser diagnosticado por el facultativo.

Las mujeres están más habituadas a acudir a internet tras pasar por la consulta (71 por ciento), frente a los hombres (51 por ciento). Por edades, el colectivo que más busca este tipo de información es el de los jóvenes de 18 a 24 años (69 por ciento), seguidos de los comprendidos entre 25 a 34 (66 por ciento) y de los de 35 a 44 años (65 por ciento). Los que menos lo hacen son los adultos de 45 a 54 años 52 por ciento).

Más allá del diagnóstico, el 61 por ciento de los pacientes reconoce que utiliza internet para informarse sobre temas de salud, siendo los buscadores (57 por ciento) y los directorios médicos online (18 por ciento) las plataformas que más usan.

Internet y automedicación

Otro de los aspectos que analiza este informe es la automedicación entre los pacientes, una tendencia que está muy ligada al uso que hacen de la red a la hora de buscar información sobre sus enfermedades. Tanto es así, que el 7 por ciento de los encuestados afirma haberse equivocado al haber elegido un fármaco tras buscar datos en Internet. Y lo hacen, según los consultados, para evitar las largas listas de espera (29 por ciento), siendo los jóvenes de 18 a 24 años los más propensos a automedicarse (41 por ciento).

A parte de esto, la rapidez en la atención es un requisito indispensable para los usuarios del sistema. Un 35 por ciento de los pacientes encuestados admite haber cambiado de médico porque otro podía atenderle antes, siendo las mujeres las que más valoran este aspecto y más proclives a cambiar de especialista (38 por ciento frente al 32 por ciento de los hombres).

La vergüenza, la enemiga de la relación médico-paciente

A pesar de ser contraproducente para la salud, hay pacientes que confiesan haber mentido u ocultado información a su médico alguna vez (un 13 por ciento, en concreto). Las mujeres lo hacen más que los hombres (16 por ciento frente a 11 por ciento) y los jóvenes de 18 a 24 años repiten como los más mentirosos (26 por ciento), en contrapartida de los más mayores, que solo un 9 por ciento reconoce que no ha dicho la verdad.

El principal motivo que lleva a los pacientes a ocultar información a su médico es que no quieren revelar aspectos de su intimidad, seguido de que saben que han hecho algo perjudicial para su salud o que el facultativo les regañará por eso.