La enfermedad traumática es la primera causa de muerte en pacientes jóvenes y la quinta causa de mortalidad general

La tomografía computarizada detecta precozmente las lesiones en urgencias
El papel del radiólogo de urgencias es fundamental para elegir el mejor protocolo para cada paciente según el mecanismo lesional y la información clínica.


27 may 2022. 12.30H
SE LEE EN 4 minutos
"La tomografía computarizada (TC) obtiene imágenes de todo el cuerpo en segundos y permite el diagnóstico precoz de las lesiones que pueden comprometer la vida del paciente en urgencias", tal y como apunta la radióloga de urgencias, Elena Martínez Chamorro, ponente del 36º Congreso de la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM).

Con motivo del Día Internacional de la Medicina de Urgencias y Emergencias, que se celebra este viernes, la SERAM quiere visibilizar que la enfermedad traumática es la primera causa de muerte en pacientes jóvenes, menores de 45 años y la quinta causa de mortalidad general, y lo que es más relevante, que es una causa importante de años perdidos de vida y de calidad de vida, que es como ahora se mide el impacto de las enfermedades.

Por ello, el papel del radiólogo de urgencias es fundamental para elegir el mejor protocolo para cada paciente según el mecanismo lesional y la información clínica, ya que el diagnóstico radiológico guía el manejo del paciente politraumatizado porque es quien tiene una visión completa e integral de todas las lesiones.

La tomografía computarizada (TC) por su rapidez y su gran precisión permite valorar en una única exploración todas las estructuras del cuerpo (cabeza, cuello, tórax, abdomen, columna vertebral y extremidades si fuera necesario). Por ello, es la técnica de elección para identificar la hemorragia, que sigue siendo la principal causa de muerte evitable en los pacientes politraumatizados si no se controla rápidamente. Y, además, permite hacer reconstrucciones en cualquier plano del espacio, muy útiles en la planificación quirúrgica.


"Es necesario una perfecta integración entre los equipos asistenciales y de diagnóstico"



“Las pruebas de imagen que se utilizan en el paciente politraumatizado varían en función de su gravedad o estabilidad hemodinámica. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos graves es necesario mantener el soporte y el tratamiento mientras que se realizan las pruebas de imagen. Eso hace necesario una perfecta integración entre los equipos asistenciales y de diagnóstico”, apunta Martínez Chamorro.

El radiólogo de urgencias, implicado en el equipo multidisciplinario


El radiólogo de urgencias está implicado con el resto del equipo multidisciplinario que atiende al paciente politraumatizado en el desarrollo de protocolos, participación en sesiones multidisciplinarias y ser una parte más del equipo médico. La causa más frecuente de los politraumatismos es el accidente de tráfico, pero han ido en descenso y aumentando otras causas como intentos autolíticos, accidentes laborales y violencia tanto en el ámbito doméstico como violencia callejera.

En España, según el Registro de Trauma en UCI (RetraUCI), las regiones corporales más frecuentemente lesionadas en el traumatismo cerrado son la cabeza y cuello (46 por ciento) seguido del tórax (39 por ciento), mientras que, en caso de traumatismo penetrante, los son el tórax (33 por ciento), seguido de las extremidades (23 por ciento) y del abdomen (22 por ciento).

Martínez señala que “para la adecuada atención de los pacientes politraumatizados se requieren centros de referencia bien organizados, la sección de Radiología de urgencias y en particular, la sala de TC, debe estar situada lo más próxima posible al lugar donde se recibe al paciente para minimizar los desplazamientos y el equipo de TC debe ser de al menos 64 detectores, ya que se requieren estudios muy rápidos en pocos segundos y que abarquen todo el paciente”.

Por otro lado, el radiólogo intervencionista puede tratar con técnicas percutáneas lesiones que antes eran quirúrgicas, con una mayor rapidez y precisión y menor morbilidad y tienen un papel muy importante en el control de la hemorragia al utilizar técnicas endovasculares con diferentes materiales, como stents cubiertos, balones de oclusión y agentes embólicos líquidos y sólidos, que permiten hacer un manejo conservador en muchos pacientes que antes eran quirúrgicos.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.