18 de diciembre de 2017 | Actualizado: Lunes a las 13:10
Especialidades > Psiquiatría

Pokémon GO mejora atención, concentración y sociabilidad en adolescentes

Los científicos señalan que los beneficios neuronales de estos videojuegos deben tenerse en cuenta a nivel educativo

Pokémon GO mejora atención, concentración y sociabilidad en adolescentes
Redacción
Viernes, 17 de noviembre de 2017, a las 16:50
Investigadores de las unidades de Granada y Jaén han comprobado que jugar al Pokémon GO, un videojuego de realidad aumentada que consiste en cazar pokemons al aire libre, mejora los niveles de atención, concentración y sociabilidad. El principal motivo es que incrementa la cantidad de actividad física diaria, lo que, junto al estímulo motivacional propio del juego, supone una mejora en el rendimiento cognitivo y la inteligencia emocional.

"Los videojuegos activos muestran una gran utilidad para el fomento de la práctica de actividad física extracurricular, pudiendo emplearse como complemento a las clases de Educación Física. Juegos digitales como Pokémon GO, Dance Dance Revolution o Makoto Arena, podrían ser útiles para motivar al alumnado de Educación Secundaria a practicar la cantidad mínima recomendada de al menos 60 minutos al día de actividad física", han explicado los autores.

Esta investigación, publicada en la revista Computers & Education, ha analizado los efectos del famoso videojuego en adolescentes de entre 12 y 15 años. El estudio, de carácter longitudinal, se prolongó durante 8 semanas y se tomó como muestra a dos grupos de adolescentes, unos que jugaron a Pokemon GO y otros que no.

Los jugadores que dedicaron 40 minutos al día a jugar llegaron a recorrer 54 kilómetros durante el periodo de estudio, aumentando significativamente su atención selectiva, concentración, y sociabilidad.

La actividad física llevada a cabo durante la práctica del juego aumenta la irrigación sanguínea cerebral y produce una serie de beneficios a nivel neuronal, que mejoran las funciones mentales.

Además, que la práctica sea lúdica y tenga un carácter motivacional provocado por los retos planteados en el propio juego, ayuda a la liberación de serotonina o endorfinas, que son determinantes en el rendimiento cognitivo. Con respecto a los efectos en la sociabilidad, los científicos consideran que podrían deberse precisamente al aspecto social inherente al juego, ya que los jugadores deben salir fuera de casa, y tomar contacto con vecinos o amigos para llevar a cabo muchas de las funcionalidades de Pokémon GO.

"Ante el auge de las nuevas tecnologías, no nos queda otra opción que la de unirnos a las potencialidades que nos ofrecen. Nos queda aún mucho camino que andar y son necesarios más estudios para analizar en profundidad los usos didácticos y educativos de este tipo de videojuegos activos de realidad aumentada", han concluido los autores.