El riesgo de padecer depresión o trastorno de estrés postraumático es hasta tres veces mayor

Los médicos de Urgencias tienen 3 veces más probabilidad de tener depresión


10 abr 2021. 13.00H
SE LEE EN 3 minutos
Los trabajadores del Servicio Médico de Urgencias (SMU) tienen un riesgo tres veces mayor de problemas de salud mental significativos como la depresión y el trastorno de estrés postraumático en comparación con el resto de la población, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Syracuse

El estudio, 'Riesgo psicosocial dinámico y factores de protección asociados a la salud mental en el personal del Servicio Médico de Urgencias (SMU)', publicado recientemente en Journal of Affective Disorders, demostró que los síntomas de salud mental de los trabajadores del SMU pueden reducirse mediante actividades de recuperación como hacer ejercicio o sociabilizar con otras personas.

Los investigadores encuestaron a los trabajadores del SMU en American Medical Response de Syracuse durante ocho días consecutivos en 2019 para comprender mejor sus síntomas de salud mental relacionados con los factores estresantes del día a día en el trabajo. Estos factores causantes de estrés pueden tomar forma de exigencias laborales rutinarias, incidentes críticos que implican lesiones graves o la muerte y conflictos sociales.

"Todos estos factores de estrés laboral en conjunto impactaron de forma negativa en la salud mental durante cada día en el que sucedieron", dijo el investigador Bryce Hruska . "Cada exigencia laboral suplementaria o actividad de carácter crítico con la que un trabajador del SMU se encontró en un día de trabajo se asoció a un aumento del 5 por ciento en los niveles de gravedad de los síntomas de TEPT de ese día, mientras que cada conflicto social se asoció a un aumento del 12 por ciento en los niveles de gravedad de los síntomas de depresión".

El estudio el equipo de Hruska observó que durante los días laborables los trabajadores del SMU realizaban tres actividades de recuperación durante las horas no laborables, principalmente visitando a amigos o familiares, comiendo con otras personas y pasando el tiempo a solas.

"Estas actividades tuvieron un impacto beneficioso en la salud mental; cada actividad suplementaria de recuperación en la que participaba un trabajador se asoció a una disminución del 5 por ciento en los niveles de síntomas de depresión ese día", explica Hruska. "La naturaleza social de las actividades para la recuperación es notable, dado que las relaciones pueden aliviar el impacto negativo del estrés en la salud mental al ayudar a afrontar y replantear los factores estresantes del día". "También vimos que los trabajadores del SMU que buscaban cómo aprender de los desafíos diarios, experimentaron una disminución del 3 por ciento en sus síntomas de depresión", agregó.

Los investigadores identificaron varias estrategias basadas en comportamientos de protección en las que los trabajadores del SMU podrían hacer que algunas actividades laborales sean menos estresantes, como desarrollar o perfeccionar las estrategias de comunicación para aliviar el estrés asociado en la relación y manejo de los familiares y amigos de pacientes y en la interacción con los compañeros de trabajo, reconocer los conflictos como una oportunidad para aprender y una táctica útil para resolver eficazmente la situación con menos efectos negativos para la salud mental o tomarse tiempo para recargar energías después de un turno particularmente exigente y agotador. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.