Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Especialidades > Psiquiatría

El tratamiento de la mujer con patología dual se ha "estudiado poco"

El vicepresidente de la SEPD defiende la necesidad de elaborar protocolos de actuación específicos

Carlos Roncero, vicepresidente de la SEPD.
El tratamiento de la mujer con patología dual se ha "estudiado poco"
Redacción
Lunes, 05 de diciembre de 2016, a las 15:20
El vicepresidente de la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), Carlos Roncero, ha explicado en las X Jornadas de Patología Dual y Género, que la cuestión de género es muy importante en salud mental y ha lamentado que los tratamientos de las mujeres con patología dual hayan sido “poco estudiados y desarrollados”. Por este motivo, Roncero, quien es responsable de la Sección de Adicciones y Patología Dual del Servicio de Psiquiatría del Hospital Vall d' Hebron de Barcelona, ha defendido que “la necesidad de elaborar protocolos de actuación en todas las circunstancias y de analizar en profundidad este problema”.

Según Lara Grau, también responsable de la sección, las principales cuestiones legales a las que se enfrentan las mujeres con patología dual son “la valoración de su capacidad para cuidar a sus hijos, la elevada prevalencia de violencia de género respecto a la población general, la dificultad en encontrar y mantener una actividad laboral y también una mayor frecuencia de accidentes de tráfico”. La especialista ha destacado que la adicción comporta un grave deterioro de las relaciones laborales que pueden llevar a las situaciones de exclusión económica y social. “Se ha descrito que únicamente el 10 por ciento de las mujeres duales que requieren un ingreso hospitalario mantiene una actividad laboral”, ha señalado.

Marta Torrens, directora de Adicciones del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones y profesora titular de Psiquiatra de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), ha hecho hincapié en los aspectos que influyen en la vida de estas pacientes, como la relación existente entre la depresión, la violencia de género y la adicción. Alrededor del 50-70 por ciento de las mujeres con enfermedad adictiva sufre depresión y de estas entre el 50-70 por ciento sufre también violencia de género.

Torrens ha explicado que, para hacer frente a esta situación, el principal reto de estas mujeres es reconstruir su identidad y autoestima para volver a adquirir nivel familiar, social y laboral. Para ello, se ofrece un abordaje a través del tratamiento individual y en grupos con el objetivo de mejorar su autoestima y se han creado soportes de tipo económico para intentar cubrir las necesidades básicas durante un tiempo determinado. A pesar de estas ayudas, la especialista ha defendido la necesidad de crear servicios o espacios en los que atender a los hijos de estas mujeres para poder escuchar sus dificultades y necesidades, en grupos multifamiliares para no sentirse tan señalados o en algún programa que atienda a las madres y a los hijos en su entorno o en un espacio compartido.