El Departament de Salut trabaja en esta medida para abordar el aumento de este tipo de problemas en los jóvenes

"Los centros de salud mental infantojuvenil tendrán un equipo de crisis"
El presidente del Consell Assessor de Salut Mental i Addiccions, Víctor Pérez.


28 jun 2022. 09.00H
SE LEE EN 8 minutos
El Departament de Salut de Cataluña trabaja en que todos los centros de salud mental infantojuvenil cuenten con un equipo de crisis a finales de este año. Lo avanza el presidente del Consell Assessor de Salut Mental i Addiccions, Víctor Pérez, en una entrevista con Redacción Médica. Este órgano asesora a Salut en el ámbito de las enfermedades mentales y las adicciones, en las actuaciones de asesoramiento científico y técnico que se deriven del proceso de elaboración, implementación, evaluación y actualización del Plan director de salud mental y adicciones.

Esta medida está motivada por el impacto de la pandemia en la salud mental de los jóvenes, un colectivo en el que han aumentado las enfermedades mentales como los trastornos de la conducta alimentaria y autolesiones y conductas suicidas. Pérez, en su análisis, considera que "la prevención de la salud mental se ha descuidado mucho", aunque reconoce los esfuerzos de las Administraciones para abordar esta problemática. El médico especialista en Psiquiatría y director del Institut de Neuropsiquiatria i Addiccions del Hospital del Mar también ve un problema a futuro porque "no habrá profesionales para cubrir los que se jubilan".

¿Qué supone que haya sido usted elegido presidente de este Consell?

Llevo muchos años trabajando en Psiquiatría y cargos de gestión en Cataluña y ser el presidente del órgano que tenemos en Cataluña, que no está en todas las comunidades autónomas, de un consejo asesor formado esencialmente por profesionales, usuarios, familia y personas importantes en salud mental me parece un cargo de una gran responsabilidad y desde el cual se puede intentar hacer algo para mejorar la salud mental de las personas que tienen estos problemas.

¿Cuáles son las principales funciones del Consell?

En Cataluña, tal como está montada la salud mental, hay un Consell Assessor que asesora a cada director, cada director es el órgano que tiene la capacidad de planificar lo que se hace y después el Servei Català de la Salut tiene la capacidad de contratar. De alguna manera el Consell Assessor es el órgano consultivo, por ejemplo, cuando hay que decidir algún tipo de cambio en el modelo asistencial.

En estos momentos estamos intentando redefinir las alternativas a la hospitalización convencional o el papel de los hospitales de día en la salud mental. El Consell Assessor lo que hace es montar un grupo asesor en el cual hay pacientes, familiares, personas con interés en el área y profesionales en los que se hace tiempo de debate y discusión con el modelo que pretendamos que se adapta más a nuestras necesidades y a las posibilidades que tenemos. Esas propuestas que hacemos son propuestas que tienen que ser factibles. Nuestro principal trabajo es hacer ver cómo aterrizamos esas propuestas a nuestras necesidades.

¿Cuáles serán las líneas prioritarias de esta nueva etapa y las acciones que se implementarán?

Lógicamente el Consell Assessor es algo que funciona desde hace muchos años, se renueva como fruto de la estrategia del Consell Assessor previa, que es de lidiar con toda una serie de documentos y de propuestas que se están implementando poco a poco. El plan de refuerzo de la Primaria especializada y la conexión con la Primaria de salud mental es un trabajo del Consell Assessor en la anterior etapa. Ahora estamos trabajando en los equipos guía, que son grupos de alta complejidad que se están implementado en toda Cataluña.

Otro tema que ya está en vías de implementación son los equipos de crisis en infanto juvenil. Esto se empezó a implementar este año y a finales de este año todos los centros de salud mental infanto juvenil ya tendrán un equipo de crisis. Implica la concentración de dos a cuatro personas para solucionar la crisis del paciente. También se está trabajando especialmente desde el Consell Assessor en acabar de implementar las alternativas a la hospitalización domiciliaria y el papel o la cartera de servicios que se ofrecen, redefinir la cantidad de servicios de los hospitales de día que mantengan la hospitalización.

¿Cuál es el panorama actual de salud mental y adicciones en Cataluña tras la pandemia?

La pandemia ha tenido muchas cosas malas. Probablemente una de las cosas menos malas, por decirlo de alguna manera, es que todos hemos sido muy sensibles a lo que es la salud mental y ha habido mucha gente que ha tenido problemas de ansiedad. Y eso probablemente ha ayudado a que la salud mental esté, entre comillas, más valorada, por lo menos que esté dentro de la cartera de quién ha de tomar decisiones. Ahora todos somos muy conscientes que la salud mental es más importante porque la estamos sufriendo. Han aumentado un 25 por ciento los problemas de ansiedad en la población general y en estos momentos muchos de estas personas necesitan ser tratadas.

Probablemente lo que más nos preocupa es lo que tiene que ver con la gente joven, donde hemos visto un aumento de la enfermedad mental y lo que más está llamando la atención es el incremento de trastornos de la conducta alimentaria y autolesiones y conductas suicidas, Es por ello que una de las líneas prioritarias es la creación de los equipos de crisis en infanto juvenil.

¿Considera que la atención a la salud mental y las adicciones es una prioridad del Govern?

Sí. Además, tanto el presidente del Govern como el conseller de Salut han explicitado muchas veces en los últimos meses que la salud mental es prioritaria, hay un aumento de la inversión, que al fin y al cabo las palabras quedan muy bonitas pero lo que se precisa es que haya un aumento del presupuesto claro para intentar mejorar la salud mental en nuestro país.

¿Son suficientes las medidas tomadas por el Gobierno?

No son suficientes ni serán suficientes, ni las medidas tomadas por el Gobierno de España ni de ninguna administración porque hay que tener en cuenta que la salud mental tiene dos contraposiciones tremendas. Una visión es el clima que tienen sobre la salud mental los actores de la salud mental y probablemente los profesionales y otra es la visión desde fuera. España dedica la mitad de recursos que los países de nuestro entorno que Europa a salud mental, con lo cual aún tenemos una diferencia que por mucho que se mejoren las inversiones va a costar llegar a buen puerto.

¿Qué objetivos se deberían lograr a corto y medio plazo?

Hay una prioridad muy importante en todo lo que es prevención, porque la prevención de salud mental se ha descuidado mucho. Es una faceta importante y especialmente la prevención es muy importante en la gente joven. Hay que tener en cuenta que la mitad de las enfermedades mentales empiezan antes de los 18 años. La otra prioridad de prevención es la prevención del suicidio. La mayoría de las comunidades autónomas han aprobado recientemente un plan de prevención contra el suicidio y han implementado dispositivos que atiendan esta problemática. No nos podemos olvidar de los problemas de salud mental severos, que muchas veces su abordaje no está bien dimensionados y financiado. Es importante incluir en el abordaje de la salud mental los enfermos crónicos que se encuentran en centros especializados.

¿Faltan profesionales para el abordaje de salud mental y adicciones?

No solo falta contratarlos, porque contratarlos sería cuestión de tener presupuesto, tenemos un problema peor y es que no hay profesionales prácticamente ni para cubrir los profesionales que se jubilan. No hablemos ya de aumentar dispositivos o de aumentar plazas, que también lo necesitamos, como en el caso de psicólogos, psiquiatras de Enfermería especializada en salud mental, hay también muy pocos. Tendremos suerte en los próximos años si somos capaces de cubrir las plazas de la gente que se jubila. Por eso es tan importante buscar otros perfiles profesionales para que hagan el trabajo que saben hacer, como integradores sociales o rehabilitadores. Son profesionales muy buenos haciendo su trabajo y se hacen cargo de los casos clínicos o rehabilitación y son los trabajadores que estamos priorizando para aumentar nuestra capacidad de tratamiento.

¿Se deberían destinar más recursos?

Hay que tener en cuenta que los recursos de la Administración son finitos, no destina más porque no hay más recursos. Pero si miras la media de inversión de salud mental en nuestro país y lo comparas con la media de inversión en el resto de Europa, los datos son muy muy llamativos porque dedicamos bastante menos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.