21 nov 2018 | Actualizado: 14:50

"El trastorno alimentario es la punta del iceberg de algo más profundo"

Marta Gago, Judit Comabasosa, Cristina Carretero, Montse del Castillo y Montse Graell, ponentes de la mesa redonda '¿Qué se esconde detrás de un trastorno de la conducta alimentaria?'.
"El trastorno alimentario es la punta del iceberg de algo más profundo"
1/1
vie 01 diciembre 2017. 10.10H
Borja Negrete
Joana Huertas
Hubo un tiempo en que Judit Comabasosa sentía miedo de ir a clase e incluso de salir de casa. Pasaba los días sin salir de la cama, llorando y con ataques de ansiedad. En sus propias palabras: “No quería vivir, no quería seguir”. Ahora muestra una entereza soberbia contando su experiencia como persona que padeció el trastorno de conducta alimentaria (TCA) y parece mentira que haya pasado siete meses de su vida ingresada en una Unidad Residencial 24 horas.

Marta Gago: "Los trastornos alimentarios esconden muchos problemas emocionales".

Ella es la prueba de que los tratamientos funcionan y de que, tras mucho esfuerzo, se puede superar un TCA. Pero además, su caso demuestra que tras este trastorno subyace una patología de la cual el TCA es consecuencia. ‘¿Qué se esconde detrás de un trastorno de la conducta alimentaria?’ es el título de la mesa redonda que el Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA) y su Fundación (FITA) han escogido para debatir con especialistas en su Hospital de Día de Madrid, sobre el trasfondo de la que es ya la tercera enfermedad crónica más común en adolescentes.

“El trastorno alimentario es la punta del iceberg de algo más profundo”, ha señalado Cristina Carretero, responsable del programa Promoción de la Salud de FITA. La propia Comabasosa ha corroborado esta afirmación: “Mi actitud con la comida era consecuencia de otros problemas que yo tenía”.

En este sentido, Montse del Castillo, directora de la Unidad Residencial 24 horas de ITA en Alcalá de Henares, ha apuntado que “el trastorno alimentario es un idioma que el paciente aprende para comunicar cosas. En ITA no intervenimos sólo para que la persona aumente de peso, sino que trabajamos en función del trastorno de origen”.

La directora del Hospital de Día del centro ITA Madrid, Marta Gago, ha enumerado los lastres habituales que una persona oculta tras un TCA: “baja autoestima, miedo a la madurez, conflictividad en la familia, baja tolerancia a la frustración y mala regulación emocional”.

Montse del Castillo, directora de la Unidad Residencial 24h del Instituto de Trastornos Alimentarios (ITA), Alcalá de Henares, Marta Gago, directora del Hospital de Día del Centro ITA Madrid, Cristina Carretero, responsable del Programa de Promoción de la Salud de Fundación ITA y Montse Graell, presidenta de Asociación Española para el Estudio de los Trastornos de la Conducta Alimentaria (Aeetca) al comienzo de la ponencia '¿Qué se esconde detrás de un trastorno de la conducta alimentaria?'.


Abordaje multidisciplinar

Gago insiste en que la manera de enfrentar este trastorno debe ser multidisciplinar.  “El tratamiento que implementamos desde ITA es médico-nutricional, psiquiátrico, psicológico, psicopedagógico y de rehabilitación psicosocial”. Por su parte, Carretero también ha querido destacar que una detección precoz del problema es fundamental y que para ello es necesario que los médicos y pediatras tengan la formación adecuada para diagnosticar este trastorno.

La responsable del programa Promoción de la Salud de FITA también ha subrayado la importancia de trabajar con el entorno del paciente, incluyendo familia, profesores, médicos y la propia sociedad. Además, ha explicado que se deben tomar medidas de prevención desde que los niños son muy pequeños: “Hay que inculcarles hábitos saludables, educación emocional, autoestima, aceptación de la diversidad corporal y un espíritu crítico con el ideal de belleza que promueven los medios”. Respecto a la prevención, Carretero ha dado un dato significativo: una comida al día con la familia reduce un 33 por ciento la posibilidad de padecer un TCA.

Comabasosa ha querido dedicar un mensaje final a los asistentes, entre los que se encontraban familiares de pacientes: “Superar este trastorno es un largo camino. Hay recaídas. Yo misma sufrí una hace un tiempo. Pero no son como las de antes. Pero que no os quepa duda: de aquí se sale”.  

Marta Gago, Montse Sánchez (CEO de ITA) Cristina Carretero y Montse del Castillo.


Rosa Blanco, pedagoga de la Unidad Residencial 24h de ITA en Alcalá de Henares, Cristina Carretero, Ester Silva, psicóloga del Hospital de Día del Centro ITA Madrid, María Victoria, psicóloga del Hospital de Día del Centro ITA Madrid, Cecilia Martínez, responsable de comunicación de ITA y FITA, Judit Comabasosa, testimonio de superación.


Marian Fernández, psicóloga de la Asociación para la Defensa de la Atención a la Anorexia Nerviosa (Adaner), Juana Martín, vicepresidenta de Adaner y Teresa Sanz, estudiante en prácticas en Adaner.


Gustavo Faus, psiquiatra y director territorial de ITA, Mercedes Galán, directora de la Fundación ITA (FITA) y María Teresa Muñoz, doctora del Servicio de Endocrinología del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús.


Cristina Carretero, Montse del Castillo y Montse Graell charlan momentos antes del inicio de la mesa redonda.


Mercedes Galán inaugura la mesa debate de título '¿Qué se esconde detrás de un trastorno de la conducta alimentaria?'


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.