27 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 22:30
Empresas > Privada

Tribunal de Cuentas: Isfas destruye recetas e 'infla' el precio a fármacos

En su último informe detecta irregularidades en el control y gestión de las prestaciones farmacéuticas en 2015

Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas; y Soledad Álvarez de Miranda, secretaria general de Isfas.
Tribunal de Cuentas: Isfas destruye recetas e 'infla' el precio a fármacos
Lunes, 13 de marzo de 2017, a las 12:20
Destrucción de recetas, precios sobrevalorados, duplicidades en las afiliaciones o control insuficiente son algunos de los ‘palos’ que se ha llevado el Instituto Social de las Fuerzas Armadas en el último informe del Tribunal de Cuentas, donde fiscaliza la gestión y control de las prestaciones farmacéuticas de la mutualidad en el ejercicio de 2015.

En concreto, el organismo gubernamental hace un repaso de los procedimientos implantados por Isfas para la comprobación de la facturación y el pago de las prestaciones farmacéuticas a las boticas –a través de los colegios oficiales– y a los hospitales adscritos a las entidades de seguro concertadas, así como el grado de cumplimiento de las recomendaciones formuladas en anteriores informes.


El Tribunal de Cuentas tacha de "incoherente" la gestión farmacéutica de Isfas


Una de las conclusiones más llamativas del Tribunal de Cuentas hace referencia a la gestión de las prestaciones farmacéuticas de Isfas durante el ejercicio 2015. Tal y como indica este órgano, “no ha podido fiscalizar una parte de ellas por importe de 72.923 euros, debido a que la mutualidad destruyó la mismas en cumplimiento de su normativa interna”. Pero no solo eso. Este documento también deja constancia Isfas “no exigió a los centros hospitalarios con naturaleza de sociedades anónimas, limitadas o de agrupación de interés económico, la emisión en formato electrónico de las facturas con importe superior a 5.000 euros”. Una actuación que el Tribunal de Cuentas tacha de “incoherente”.

“Precios sobrevalorados” en casi 90.000 euros

En cuanto al a facturación y el pago de las prestaciones farmacéuticas por los medicamentos de dispensación hospitalaria, el organismo detecta unos precios ‘inflados’ durante el ejercicio de 2015 por valor de 88.447 euros debido a “las diferencias entre el precio de venta al público y el de venta de laboratorio”. Una cuantía que a finales de 2016, el instituto había reclamado un importe de 67.245 euros.

Asimismo, el informe asegura que a finales de 2015 figuraban importantes pendientes de descontar a las compañías aseguradoras que ascendían a 251.241 euros. Un año después, todavía quedaba pendiente de reintegrar 9.200 euros.

Con respecto a la facturación y pago de las prestaciones farmacéuticas a las boticas, el Tribunal de Cuentas lo tiene claro: los dos conciertos “no se ajustan, en su totalidad, a la normativa sobre receta médica y órdenes de dispensación”. Y no lo hacen porque las delegaciones del instituto no conservan copia del informe médico para hacer la pertinente comprobación posterior y, sobre todo, los controles son insuficientes. En concreto, durante la fiscalización se han detectado 1.829 recetas (58 por ciento de la muestra) que no figuraban grabadas en la aplicación informática, “lo que origina un riesgo de que se visen recetas sin la presentación del preceptivo informe médico”, constata el documento.


Se han detectado casi 200 recetas que contienen psicotrópicos donde no figura el DNI del paciente, requisito obligatorio


Además de eso, respecto a los controles de Isfas sobre consumos de medicamentos con receta, se ha detectado que en 1.080 casos (el 31 por ciento de la muestra) un exceso del consumo anual respecto a las dosis máximas recomendadas. Concretamente, en 409 casos los consumos superaron en un 100 por cien esta dosis y en 132, un 200 por cien. Pero no solo eso. En 191 recetas cuyos medicamentos contienen sustancias psicotrópicas, el Tribunal de Cuentas ha detectado que no figura el DNI de la persona a la que se le dispensó, requisito obligatorio para ello.

Posibles duplicidades en los afiliados a Isfas

Otra de las deficiencias que detecta el Tribunal de Cuentas habla sobre el total de beneficiarios y titulares de este instituto. Según esta fiscalización, “Isfas no efectuó cruces periódicos entre sus bases de datos y las del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) para detectar a personas de su colectivo indebidamente afiliadas”.

Grado de cumplimiento de las recomendaciones del Tribunal de Cuentas

En la última parte del informe, el organismo destaca el grado de cumplimiento de las recomendaciones que lanzó a Isfas en sus cuentas de 2002 a 2003, y, aunque en general se han cumplido, asegura que “la aplicación informática implantada no ofrece información desglosada de los consumos de recetas realizados por un titular respecto a sus beneficiarios”. Así como el no cumplimiento de las recomendaciones sobre la mejora en el control del consumo de medicamentos por titular y beneficiario y la facturación mensual de las farmacias civiles.