Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:00
Empresas > Privada

Sanitas CIMA detecta el hígado graso no alcohólico con un test no invasivo

Con este método evitan la biopsia de hígado, un procedimiento que acarrea muchas molestias a los pacientes

Exteriores del hospital Sanitas CIMA.
Sanitas CIMA detecta el hígado graso no alcohólico con un test no invasivo
Redacción
Martes, 09 de enero de 2018, a las 13:30
La enfermedad del hígado graso no alcohólico tiene un diagnóstico complicado, ya que para lograrlo es necesario realizar una biopsia de hígado, un procedimiento invasivo que puede acarrear muchas molestias a los pacientes. Por este motivo, el hospital Sanitas CIMA ha incorporado un test no invasivo capaz de ofrecer un diagnóstico preciso, según ha informado el centro hospitalario en una nota.

“El diagnóstico temprano de esta patología es clave, ya que permite dirigir el esfuerzo a evitar la progresión de la enfermedad y, por tanto limitar complicaciones a los pacientes”, ha señalado el Modesto José Varas, jefe del Servicio de Aparato Digestivo del centro barcelonés.

La enfermedad del hígado graso no alcohólico está relacionada con la diabetes y la obesidad y, de acuerdo con el Libro Blanco de la Hepatología en España de la Asociación Española para el Estudio del Hígado, puede superar la cifra de 9 millones de personas afectadas en España.

Prueba simplificada

El funcionamiento de este test es muy sencillo: basta una toma de sangre y un análisis de esa muestra a través del Sistema OWLiver para determinar si una persona sufre hígado graso, una inflamación hepática o una esteatohepatitis no alcohólica. Las pruebas realizadas en una muestra de 25 pacientes que sufrían alguna de estas condiciones clínica han mostrado una precisión diagnóstica de hasta el 90 por ciento.

El empleo de este test permitirá acelerar el diagnóstico de una familia de patologías cada vez más frecuentes en España. Se estima que entre un 1 por ciento y un 2 por ciento de la población tiene cirrosis hepática y está demostrado que esta enfermedad afecta sobre todo a hombres mayores de 50 años. En cuanto a la hepatitis C, se estima que cerca de 800.000 españoles son enfermos crónicos. “Son cifras que ponen de manifiesto el enorme impacto sanitario y social de las enfermedades hepáticas”, añade jefe del Servicio de Aparato Digestivo de Sanitas CIMA.