ASPE espera poder retomar el proyecto a partir de septiembre, tras tener al 70% de la población vacunada del Covid

Plazo común para reactivar la entrada de la privada en la red de donación
Carlos Rus, presidente de ASPE, y Beatriz Domínguez-Gil, directora de la ONT.


24 jun 2021. 10.40H
SE LEE EN 3 minutos
La sanidad privada quiere reactivar su entrada en la red nacional de donación una vez remita la pandemia provocada por el coronavirus Covid-19 en España. Y se ha marcado el mes de septiembre como punto de partida para hacerlo.

Tal y como explica Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), a Redacción Médica, la intención es sentarse de nuevo con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y estudiar cómo “relanzar” después del verano una iniciativa que permite al sector privado integrarse en la red de donación de órganos.

“Creemos que, después de vacunar del Covid-19 al 70 por ciento de la población, en septiembre es buen momento para evaluar cómo está la situación y, si es posible, relanzar el plan de donación en la privada”, asegura Rus. Una predisposición que también confirman, por su parte, a este medio desde la ONT. 

2020 no ha sido un “año en blanco” para las donaciones


La intención de recuperar este proyecto -que se vio paralizado tras la irrupción de la pandemia en España- ha sido una de las prioridades tanto de la sanidad privada como de las administraciones sanitarias. De hecho, tal y como publicó este periódico, ASPE ya tenía la intención de retomar este plan en cuanto la situación epidemiológica lo permitiese y volviese la movilidad entre los territorios.

Una idea que, desde la ONT apoyaron, reiterando que el 2020 y parte del 2021 no han sido “años en blanco”, sino que ambos han seguido trabajando en “acciones de implementación” del protocolo en las distintas comunidades autónomas.


El objetivo de este proyecto en común es aumentar un 10% la disponibilidad de órganos para trasplantes



No hay que olvidar que, antes de que estallase la pandemia en marzo de 2020, el proceso de implantación del protocolo de integración de la sanidad privada en la red de donación de órganos se encontraba, en ese momento, asesorando a 11 comunidades autónomas con menos experiencia en la matera, tras haber concluido la formación en las más experimentadas en el modelo de donación.

Incluso, destaca Rus, se llevó a cabo una primera actividad en los hospitales de Baleares. Sin embargo, y con la crisis sanitaria de por medio, el desarrollo del protocolo y el plan de formación en el resto de los hospitales del país se quedó en ‘stand by’. “La intención esa acercar esta realidad a cada vez más centros y extender esa formación a toda España. Y hay buena predisposición por ambas partes para retomarlo”.

El objetivo de este proyecto en común no es otro que intentar aumentar un 10 por ciento la disponibilidad de órganos, lo que se traduce en cerca de 400 trasplantes más al año. Y, para ello, cuenta casi desde su nacimiento con el apoyo unánime de las comunidades autónomas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.