La Fundación Jiménez Díaz valora las CART para tratar mielomas múltiples

Esta nueva terapia puede llegar a convertirse en un futuro no muy lejano en una estrategia curativa

Pilar Llamas, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.
La Fundación Jiménez Díaz valora las CART para tratar mielomas múltiples
vie 24 mayo 2019. 12.10H
La Fundación Jiménez Díaz ha valorado la posibilidad de que los tratamientos con CART se conviertan en una nueva estrategia curativa para pacientes con mieloma múltiple. Ese ha sido uno de los temas centrales tratados en la jornada 'Controversias en pacientes con mieloma: candidato o no a trasplante hematopoyético y en recaída', organizada conjuntamente por los servicios de Hematología del centro y del Hospital Clínico San Carlos.

"En los últimos años se ha producido una importante evolución en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con mieloma, que ha supuesto una notable mejoría", asegura Rafael Martínez, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Clínico San Carlos, quien añade que, a pesar de ello, "el mieloma múltiple sigue siendo una enfermedad de difícil curación, en la que la mayoría de los pacientes recaen y es necesario diseñar una estrategia terapéutica a utilizar en sucesivas recaídas".

En este contexto, la terapia CART está empezando a utilizarse, siendo un éxito en pacientes con mieloma múltiple que no han respondido a ninguna línea de tratamiento. "Todavía no se ha administrado esta terapia a muchos pacientes, pero cabe destacar que en los pocos que han sido incluidos en ensayos clínicos están reportando resultados muy esperanzadores con respuestas duraderas, incluso en aquellos que han recibido muchas líneas previas, sin expectativa de responder a otros tratamientos", señala por su parte Pilar Llamas, jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.


"Los ensayos clínicos están reportando resultados muy esperanzadores con respuestas duraderas"


Asimismo, esta especialista advierte que se debe tener en cuenta la toxicidad asociada a los CART: "Está suponiendo un gran reto clínico el control del síndrome de liberación de citoquinas y la neurotoxicidad, entre otros. Sin embargo, actualmente somos capaces de manejar estas complicaciones y se está trabajando en medidas de prevención".


Tratamientos disponibles


Los fármacos utilizados actualmente en el tratamiento de esta entidad se agrupan por su principal mecanismo de acción: inhibidores del proteosoma (bortezomib, carfilzomib e ixazomib), inmunomoduladores (talidomida, lenalidomida y pomalidomida) y anticuerpos monoclonales (daratumumab y elotuzumab).

Entre estos grupos de fármacos y otros nuevos están diseñadas distintas combinaciones que ya han demostrado su eficacia en diversos ensayos clínicos, tanto en primera línea como en recaída; otros todavía están en fase de investigación clínica. "Seguro que en los próximos años seguirán mejorando las respuestas, y por tanto la supervivencia de los pacientes y su calidad de vida", augura  Martínez.


Inmunoterapia frente a inmunomodulación


En este sentido, Llamas subraya la diferencia entre la inmunoterapia y la inmunomodulación. Así, la primera incluye las estrategias que, a través de células (inmunoterapia celular adoptiva) o de moléculas/drogas (inmunoterapia pasiva), van a ayudar al sistema inmune en su lucha contra el tumor. Por su parte, la inmunomodulación es llevada a cabo por moléculas que regulan algunas respuestas del sistema inmune a través de sus componentes celulares, suprimiendo o activando las mismas. "En el mieloma múltiple, los fármacos inmunomoduladores pueden tener acciones directas frente a las células tumorales, induciendo su muerte o apartándolas del microambiente que las soporta incomodando su existencia", señala la hematóloga.

Otro tratamiento disponible para pacientes con mieloma múltiple es el trasplante hematopoyético autólogo, cuyo objetivo es mejorar la profundidad de la respuesta en casos en los que el paciente no haya alcanzado una respuesta completa previa. Es aplicable a todos aquellos que presenten buen estado general y sean capaces de tolerar un tratamiento intensivo con dosis altas de quimioterapia. "Se considera parte del tratamiento estándar para pacientes de mieloma que han respondido adecuadamente a la terapia de inducción inicial o de rescate después de una recaída", matiza Llamas.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.