GenesisCare utiliza radioterapia no oncológica para tratar la artrosis

Es un tratamiento poco conocido en España y muy utilizado en Europa presentando mejorías en el 90% de los pacientes

Daniel Rivas, oncólogo radioterápico de GenesisCare.
GenesisCare utiliza radioterapia no oncológica para tratar la artrosis
jue 23 julio 2020. 10.50H
Con motivo del Día del Abuelo el próximo 26 de julio, GenesisCare ha puesto en valor el ‘Proyecto Benigno. Un tratamiento mediante radioterapia no oncológica enfocado a tratar patologías especialmente dolorosas e incapacitantes para los pacientes mayores, "muchos de los cuales no son posibles candidatos a la cirugía por edad y la radioterapia es la mejor alternativa para ellos".

La radioterapia no oncológica, explican, consiste en administrar dosis bajas de radiación, la décima parte de la dosis utilizada en tratamientos oncológicos, ya que a esta dosis cuenta con efecto antiinflamatorio, antiproliferativo o inmunomodulador en la zona tratada.

Este tratamiento en España es muy habitual en Europa, especialmente en países de Centroeuropa como Alemania, donde -según sus estimaciones- se han visto beneficiadas más de 36.000 personas al año desde 2002, con hasta un 90 por ciento de mejora en los dolores articulares.

Daniel Rivas, oncólogo radioterápico de GenesisCare, explica que “la radioterapia empleada como tratamiento para patologías benignas entre la población de la tercera edad constituye una muy buena alternativa, a veces incluso la única, para garantizar la salud y el bienestar de nuestros mayores. Gracias a estos tratamientos, nuestros pacientes más vulnerables pueden someterse a sesiones de radiaciones de baja dosis que incidirán directamente en su bienestar sin prácticamente ningún efecto secundario”.


Seis sesiones de menos de 15 minutos para notar la mejoría


En cuanto al tratamiento, la radioterapia aplicada a baja dosis normalmente se realiza en dos semanas, en seis sesiones de menos de 15 minutos, en días alternos. Además, es un tratamiento indoloro, no invasivo, no interfiere con la actividad diaria del paciente, no precisa sedación, ni ayuno, ni observación posterior a cada sesión y no presenta contraindicaciones con tratamientos realizados anteriormente ni con futuros tratamientos empleados en la patología osteodegenerativa.

Las propiedades antiinflamatorias de la radioterapia aplicada a baja dosis para tratamientos no oncológicos ayudan a eliminar síntomas como el dolor, la inflamación y mejoran la funcionalidad de las articulaciones afectas de artrosis o artritis.
 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.