ASPE apunta que la proliferación de estos servicios puede hacer tambalear el gran factor diferenciador con la pública

"Los seguros low cost amenazan la garantía de acceso a la sanidad privada"
Carlos Rus, presidente de ASPE.


01 nov 2022. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
La proliferación de seguros sanitarios 'low cost' está ocasionando que la accesibilidad, una de las principales características de la sanidad privada, se vea afectada. Según han trasladado fuentes de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) a Redacción Médica, el aumento de los usuarios y pacientes a este servicio está provocando que este factor diferenciador se esté "resintiendo".

"La gran accesibilidad del sector sanitario privado podría no estar asegurada para el futuro en el caso de que siga aumentando el número de asegurados en nuestro país, especialmente si se hace a través de la generalización de pólizas low cost", han trasladado las mismas voces.

No obstante, ASPE ha reconocido que ésta no es la única causa para que el acceso que garantiza el sector se tambalee. "Actualmente y ante la saturación de la sanidad pública, agravada durante la pandemia, muchos ciudadanos españoles han optado por contratar un seguro de salud", ha trasladado. Una situación que, precisamente, ha desembocado en que la contratación de seguros alcance un "récord histórico" con 12 millones de asegurados en España a principios de 2022.

De este modo, ha insistido en que este contexto también salpica al ámbito privado: "El riesgo de que el sector sanitario privado se desborde es un hecho incuestionable y que hay que atajar, ya que las listas de espera en el sector público aumentan considerablemente y esto repercute también en la privada". 

Y, en este punto, ha recordado que, en diciembre de 2021, existían en la sanidad pública 706.740 pacientes en espera quirúrgica estructural, es decir, 15,39 pacientes por 1.000 habitantes, "lo que supone un incremento notable respecto a años anteriores", ha aseverado. Además, ha lamentado que este incremento, lejos de contenerse o frenarse, continúa creciendo: "Estas listas de espera seguirán aumentando, ya que la paralización del sistema sanitario y el miedo de los pacientes a acudir a los centros médicos que provocó la pandemia tuvieron como consecuencia una demanda oculta no diagnosticada que está empezando a aflorar".


"La accesibilidad en la privada comienza a resentirse"


Todo ello, unido a la proliferación de los seguros low cost, hace que la accesibilidad en la sanidad privada empiece a peligrar: "Se puede observar cómo la accesibilidad en la sanidad privada comienza a resentirse y no es comparable con el escenario prepandemia".

Como ya manifestó Carlos Rus, presidente de ASPE, en una entrevista con este medio el pasado mes de julio, "este tipo de pólizas hacen que un paciente tenga que esperar dos horas para acceder a una urgencia y esto en el ámbito sanitario privado no puede pasar". "No puede pasar en ninguno, pero es que a nosotros se nos exige esa accesibilidad porque nuestro paciente también se considera cliente", añadió.

Con todo, desde la asociación defienden que el sector privado dispone de 432 hospitales (56 por ciento del total) y de 49.861 camas (31 por ciento del total). Una infraestructura que, justamente, permite atender a más de 12 millones de pacientes anuales, a la vez que lleva a cabo el 38 por ciento de las intervenciones quirúrgicas, el 30 por ciento de las urgencias y el 26 por ciento de las consultas que se realizan en el ámbito hospitalario. "Esto demuestra la gran accesibilidad del sector sanitario privado", han expresado.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.