ASPE valora positivamente que el pacto regule el uso de contratos temporales pero pide soluciones para poder contratar

"La reforma laboral no arregla la falta de personal en la sanidad privada"
Luis Mendicuti, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE).


23 dic 2021. 18.20H
SE LEE EN 3 minutos
El Gobierno ha alcanzado un acuerdo en la reforma laboral antes de que acabe el año, consiguiendo así cumplir uno de los objetivos acordados con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación. Este jueves, el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales (compuesto por la CEOE y los sindicatos UGT y CCOO) han abrazado un consenso "histórico", como lo ha calificado la ministra Yolanda Díaz, que, entre otras medidas, afecta a la contratación y la reducción de la temporalidad, un aspecto muy presente en la sanidad privada.

En concreto, según consta en el texto presentado por el Gobierno en la mesa de diálogo social, y al que ha tenido acceso Europa Press, se establece que el contrato de trabajo ordinario será el indefinido y que sólo podrán hacerse dos tipos de contratos temporales (el estructural y el formativo), teniendo presente que deben responder a circunstancias de la producción o de la demanda, por un tiempo máximo de 12 meses. Asimismo, se fomentará el contrato fijo discontinuo para la realización de trabajos de naturaleza estacional o actividades de temporada.

Ante este anuncio, la sanidad privada celebra que finalmente se haya llegado a un acuerdo en materia laboral y que el pacto haya tenido en cuenta una de las reclamaciones del sector: la utilización de contratos temporales en ‘picos’ de trabajo debido a la estacionalidad. Sin embargo, no creen que dé solución a uno de sus mayores problemas: la escasez de profesionales sanitarios

Así lo explica a Redacción Médica Luis Mendicuti, secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), organización integrada en la CEOE a través de su Comisión de Sanidad. “Desde ASPE no estamos de acuerdo con la temporalidad injustificada, pero hay ámbitos, como los hospitales dependientes de la sanidad privada en zonas turísticas, donde sí puede estar justificada por la alta estacionalidad. Y parece que esta flexibilidad que solicitamos se ha tenido en cuenta”, asevera.

Asimismo, aplauden el refuerzo del fijo discontinuo que hace el acuerdo. Una figura que, según el secretario general de la organización, se usa con frecuencia en la sanidad privada y que, tras esta reforma, dará más seguridad jurídica a las empresas que lo emplean.

Escasez de médicos y enfermeros en la sanidad privada


Sin embargo, la temporalidad del sector (del 21,3 por ciento, según un reciente informe de CCOO) no es el mayor problema de la sanidad privada, tal y como asegura Mendicuti. Lo es la escasez de profesionales sanitarios, especialmente, en ciertas profesiones como es la Enfermería. “Y no se arregla con esta reforma”, explica.

De hecho, según datos de la propia patronal de la sanidad privada, el 95 por ciento de los hospitales privados en España buscan enfermeros y no los encuentran, un porcentaje que desciende al 58 por ciento en el caso de los médicos.

Ante esta situación, desde el sector están centrando sus esfuerzos en agilizar el proceso de homologaciones de personal sanitario extranjero, abordar la compatibilidad entre la pública y la privada e intentar que la experiencia en el sector sanitario privado puntúe en las Ofertas Públicas de Empleo (OPE). “Nosotros queremos contratar porque hay una carencia de profesionales sanitarios en el sector absoluta”, manifiesta.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.