28 de marzo de 2017 | Actualizado: Martes a las 19:35
Especialidades > Pediatría

La AEP quiere vacunar a los niños sanos para prevenir la gripe

La experiencia ha tenido éxito en Reino Unido

El presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Serafín Málaga.
La AEP quiere vacunar a los niños sanos para prevenir la gripe
Redacción
Jueves, 09 de febrero de 2017, a las 19:30
La Asociación Española de Pediatría (AEP) se muestra partidaria de vacunar, en un futuro próximo, a toda la población infantil contra la gripe, y no solo a los menores con enfermedades de base crónicas, como se hace hasta ahora para disminuir su incidencia en el conjunto de la población.

El presidente del Consejo Asesor de Vacunas, Serafín Málaga, ha defendido la pertinencia de vacunar a todos los niños para reducir el número de infecciones ya que, por lo general, son los menores los que transmiten la enfermedad a la población adulta.

Se trataría de invertir más en vacunas, al igual que hacen en otros países europeos como Reino Unido, para rebajar la incidencia de la gripe y reducir la gravedad de los episodios víricos en caso de contagio.

A juicio de Moreno, una vacuna generalizada rebajaría la influencia en los niños y, en consecuencia, redundaría en un “beneficio para todos”.

En el otro lado de la balanza, ha reconocido que se trata de una medida “complicada” porque implicaría destinar “muchos recursos” sanitarios y económicos para ello. Sin embargo, ha asegurado que invertir más en vacunas supone a largo plazo un ahorro en el gasto sanitario, al haber menos personas enfermas.

El presidente de la AEP, por su parte, ha llamado también a la población en su conjunto a que se vacune contra la gripe, especialmente los niños, pero también los adultos y el personal sanitario para reducir el impacto de una epidemia gripal como la vivida este invierno en Asturias.

Málaga ha comparecido en Oviedo en la VIII Jornada de Vacunas de esta sociedad científica, que se ha celebrado en el Auditorio Príncipe Felipe. Junto con Málaga, han asistido el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, David Moreno, y el secretario del Comité, Francisco Álvarez.

Llaman a la calma con la escasez de vacunas para la meningitis

Por otro lado, y ante la inquietud de las familias por la escasez de vacunas contra el meningococo B –causante de la meningitis–, los pediatras han llamado a la calma a las familias, ya que la enfermedad lleva dos años registrando poca incidencia en España.

En la actualidad, solo hay un laboratorio que produzca estas vacunas en Europa, según ha explicado Francisco Álvarez, y la creciente demanda de la vacuna –aunque no está incluida en los calendarios oficiales de vacunación en España– ha provocado problemas de desabastecimiento que se han visto acentuados por problemas técnicos en los últimos meses.
Moreno ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad respecto a esta enfermedad, y ha subrayado que en dos años se han registrado “muy pocos” casos.

Ante una dolencia infecciosa que permanece relativamente tranquila en este periodo, ha advertido a las familias de que no deben comprar las vacunas por internet, sino en las farmacias.

“Si consiguen una vacuna y tienen un hijo de siete años y otro de dos, debe suministrarse al de dos años puesto que los niños de esa edad sufren la enfermedad con más frecuencia y mayor gravedad”, ha recomendado.
El laboratorio que fabrica la vacuna, ha explicado Álvarez, deberá “trabajar en dar una solución” al problema de escasez, ya que se está estudiando la posibilidad de incorporarla al calendario oficial de vacunas español, como ya se hace en otros países.

Calendario de vacunas de máximos

Sobre el calendario, el coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP ha celebrado que en 2017 “todo confluye” hacia un calendario común de vacunas entre las diferentes comunidades autónomas, de manera que toda la población acceda a las mismas vacunas con indiferencia de su lugar de residencia.

La vacunación, ha resaltado Álvarez, debería ser equitativa para toda la población, pero ello no tiene por qué implicar que sea gratuita para todos. “Hay que explorar la posibilidad de que los que tienen más dinero paguen parte de la vacuna, de cara a elaborar un calendario de máximos”, ha sugerido.

Además, el año que comienza se perfila para Moreno como una oportunidad para reducir “los pinchazos” a los niños, retirando algunas de las vacunas como la de la hepatitis B, que se administra a los recién nacidos o la de los seis meses de tétanos y tosferina.

“Sabemos que siguen igual de protegidos y se ahorra el sufrimiento para los niños”, ha asegurado, al tiempo que ha explicado que esta medida supondrá también un ahorro para invertir en la investigación de otras vacunas.
Como vacunas pendientes a incorporar en el calendario oficial, desde la AEP consideran necesario incluir la del rotavirus, la del meningococo B y la de tosferina entre los adolescentes.