Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Especialidades > Pediatría

La mayoría de menores de 10 años se pasa con el consumo de sal

El elevado consumo de sal en niños aumenta el riesgo de padecer hipertensión o problemas renales en la edad adulta

La mayoría de menores de 10 años se pasa con el consumo de sal
Nacho Cortés
Lunes, 26 de junio de 2017, a las 12:30
¿Cómo afecta el excesivo consumo de sal en los niños? Esta ha sido la pregunta a la que han querido responder un equipo de científicos de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que ha analizado la ingesta de este condimento en los más pequeños, un colectivo especialmente sensible ya que es en esta etapa de la vida en la que se forman los hábitos alimenticios. Así, los datos son bastante alarmantes y es que los niños españoles toman más sal de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según los resultados de esta investigación publicada en el European Journal of Nutrition, el 84,5% de los menores de 10 años consumen de media 7,8 gramos de sal diarios, y el 66,7% de los mayores de 10 años entorno a 5 gramos al día, una cantidad que está por encima de la media indicada por la OMS (5 g / día). Esto contribuye a elevar que se eleve su presión arterial y, que cuando sean adultos, puedan padecer hipertensión.

"Los sujetos con alta presión sanguínea (BP) a una edad temprana son más propensos a desarrollar hipertensión en el futuro. Al mismo tiempo, el consumo elevado de sal aumentan el riesgo de otros trastornos, tales como enfermedad renal, osteoporosis, la formación de cálculos renales, y cáncer de estómago (de la que se piensa que es la causa principal)", asegura el equipo investigador encabezado por Aránzazu Aparicio, docente de la UCM. 

En la mayoría de países desarrollados, los individuos con frecuencia exceden las recomendaciones dietéticas con respecto a la sal. Este tipo de comportamientos incrementan también las posibilidades de sufrir un accidente cardiovascular o estar expuesto a factores de riesgo como la hipertensión. Por lo que pasarse con la sal puede generar graves problemas de salud a largo plazo.

En España, el Ministerio de Sanidad está desarrollando una estrategia para reducir la ingesta de sal de la población de acuerdo a las recomendaciones establecidas por la OMS y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación  .