Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00
Especialidades > Pediatría

La ley antitabaco reduce a la mitad la tasa de bebés prematuros

Un estudio de la Universidad Autónoma revela también un descenso en los neonatos con bajo peso

Exponerse al humo durante el embarazo está asociado con complicaciones de salud que afectan la salud perinatal y neonatal.
La ley antitabaco reduce a la mitad la tasa de bebés prematuros
Redacción
Miércoles, 31 de mayo de 2017, a las 14:40
La prohibición de fumar en lugar públicos en España tuvo un efecto inmediato en la natalidad. Así, un año después de su implantación hubo un significativo descenso en bebés prematuros o con bajo peso, según un estudio de la Universidad Autónoma de Madrid. Para llevarlo a cabo, los investigadores examinaron datos de más de cinco millones de bebés nacidos en España entre 2000 y 2013. La tasa de bebés nacidos pequeños para su edad gestacional disminuyó después de la prohición parcial, que entró en vigor en 2006. Con la integral, de 2011, las tasas de prematuros y bebés de bajo peso al nacer también disminuyeron.

Durante los primeros años, el 7,9 por ciento de los niños eran prematuros, el 9,2 por ciento eran pequeños para su edad gestacional y el 7,8 por ciento tenían bajo peso al nacer. A partir de 2006 el porcentaje bajó inmediatamente hasta 4,9 por ciento respecto a la tasa de natalidad de los bebés que eran pequeños para su edad gestacional. La caída fue más elevada con ley integral, con un 4,5 por ciento en la tasa de nacimientos prematuros, que se mantuvo un año después. La media de los neonatos con bajo peso se redujo hasta 2,3 por ciento e incluso bajó un poco más un año después de su implantación.

En palabras del director del informe, Iñaki Galán, "exponerse al humo durante el embarazo está asociado con complicaciones de salud que afectan la salud perinatal y neonatal. La implementación de las dos leyes anti tabaco provocó una reducción del riesgo de partos prematuros y de bajo peso al nacer".

Problemas a corto y largo plazo

Aunque un embarazo dura normalmente unas 40 semanas, los bebés nacidos después de 37 semanas se consideran a término completo. Sin embargo, aquellos que vienen antes al mundo tienen dificultad para respirar y digerir los alimentos en las semanas inmediatamente posteriores al nacimiento. A largo plazo también pueden tener problemas de visión, audición y habilidades cognitivas, así como problemas sociales y de comportamiento.