Redacción Médica
23 de octubre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:50
Especialidades > Pediatría

Francia prohíbe llevar el móvil a clase por cuestiones de salud

La medida, que entrará en vigor en 2018, impide el uso de los dispositivos también en el descanso y en los almuerzos

El ministro de Educación francés, Jean-Michel Blanquer.
Francia prohíbe llevar el móvil a clase por cuestiones de salud
Redacción
Lunes, 11 de diciembre de 2017, a las 16:00
Francia ha prohibido que los niños menores de 15 años lleven el móvil a clase por “motivos educativos y de salud”, tal y como ha confirmado su ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, quien, en su opinión, asegura que “no es bueno que menores de 7 años estén demasiado delante de pantallas de este tipo”.

No es la primera vez que el Gobierno se opone al uso de estos dispositivos en tiempo escolar. Hace casi diez años, Francia ya planteó prohibir estos dispositivos en menores de 10 años por el riesgo que podía suponer para su salud el uso de los teléfonos móviles. Una prohibición que se hará realidad en el próximo curso, ya que el Ejecutivo tiene previsto que entre en vigor su normativa a partir de septiembre de 2018, que afectará a tiempos de descanso, almuerzos y entre clase y clase.

El ministro de Educación argumenta su medida, asegurando que “actualmente, los niños ya no juegan en el recreo, sino que están frente a sus móviles”. Algo que para Jean-Michel Blanquer, “es un problema, desde el punto de vista educativo”. La medida afectaría a la educación Primaria y Secundaria francesa, es decir, a alumnos de hasta 15 años.

Sin embargo, no está del todo claro cómo funcionará esta prohibición. Una de las opciones que baraja el Ejecutivo francés es proporcionar casilleros a las escuelas donde los alumnos puedan guardar sus dispositivos. No obstante, “se pueden utilizar los móviles con fines didácticos o en casos de emergencia”, afirma el ministro.

Los profesores, por su parte, apoyan la medida que quiere poner en marcha el Gobierno, ya que consideran los teléfonos móviles como una fuente de distracción e indisciplina entre los jóvenes, además de una herramienta que se puede utilizar para el ciber-acoso.