21 de febrero de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55
Política Sanitaria > Parlamentarios

Plan de choque del PSOE contra la obesidad: cambiar refrescos por agua

Registra una proposición no de ley en la que reclama instalar más fuentes de agua para promover su consumo

El grupo socialista entrega la proposición no de ley en el Congreso de los Diputados.
Plan de choque del PSOE contra la obesidad: cambiar refrescos por agua
Redacción
Miércoles, 07 de febrero de 2018, a las 18:40
La obesidad se ha convertido en un problema de salud a nivel mundial, y sus efectos son especialmente preocupantes entre niños y adolescentes. Por este motivo, el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que insta al Gobierno, en el marco de sus competencias y en colaboración con las comunidades autónomas, a llevar a cabo una serie de actuaciones para promover el consumo de agua, frente a las bebidas azucaradas, como medida para combatir la obesidad, según ha informado el partido en una nota.

La iniciativa contempla, además de “impulsar campañas de sensibilización sobre los riesgos del consumo excesivo de refrescos en la infancia y la adolescencia”, la exigencia de que “junto a todas las máquinas expendedoras de bebidas azucaradas con grifo de libre dispensación, pueda sumistrarse también agua en las mismas condiciones”.

Asimismo, “promover que los establecimientos de hostelería y restauración ofrezcan a sus clientes la posibilidad de consumir agua de grifo de forma gratuita y complementaria a la oferta del propio establecimiento”.

Del mismo modo, los socialistas piden que se favorezca el acceso al agua “mediante la implantación de fuentes de agua potable en los espacios y edificios públicos, así como en las zonas de ocio, deporte y recreativas, adecuadamente señalizadas. También “promover que las empresas instaladoras de máquinas expendedoras de alimentos envasados y bebidas en edificios públicos, centros docentes y espacios de ocio infantil instalen también junto a estas máquinas una fuente de agua potable de acceso gratuito”.

Finalmente, “que en los acontecimientos organizados o patrocinados por las administraciones públicas se implanten alternativas a la venta y distribución de bebidas envasadas y de vasos de un solo uso y, en todo caso, se garantice el acceso a agua no envasada o en botellas reutilizables”.