La Asamblea de Madrid ha acogido este martes la segunda jornada del Debate del Estado de la Región

La oposición sube la apuesta de Ayuso en lista de espera con una ley ad hoc
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a su llegada a la Asamblea regional.


13 sep 2022. 10.20H
SE LEE EN 11 minutos
Tras los meses de parón veraniego, las dos pesos pesados de la política madrileña, Isabel Díaz Ayuso y Mónica García, han vuelto a verse las caras en la segunda jornada del Debate del Estado de la Región en la Asamblea de Madrid. Si este lunes fue el turno de la presidenta autonómica, quien expuso su programa sanitario para el resto de legislatura, este martes lo ha sido para la médica y líder de Más Madrid.

García ha llegado de las vacaciones con una espina clavada, y así lo ha hecho saber nada más llegar al atril para comenzar su intervención: “Me gustaría empezar donde lo dejamos la última vez y contestar algunas de las barbaridades que me infringió en el último pleno cuando estaba enferma de covid en mi casa sin poder defenderme”. La sanidad, como ya viene siendo habitual en esta legislatura, ha sido el principal punto de conflicto entre ambas. “Dijo que me escaqueaba y abandonaba a la sanidad en el momento más difícil, pero no soy ya la que se escaquea, es usted, que no dio la cara por las residencias de mayores”.

“El marzo de 2020, yo me lo pasé en una UCI y usted en un apartamento de lujo pagado por un amiguete”, ha acusado Mónica García quien, instantes después, ha abierto el puño y tendido la mano a la presidenta madrileña. “Quiero ya haya confrontación, pero de ideas”, ha dicho para, seguidamente, volver a las armas. Respaldada por la potencia sonora de los aplausos de su grupo parlamentario tras cada intervención, García acusó a Ayuso, que negaba con la cabeza las acusaciones vertidas y a la espera de poder intervenir, de “cinismo” y de “seguir apostando con el fanatismo por recetas trasnochadas llenas de cinismo”.


Ofensiva para reducir las listas de espera


Si Ayuso se juega la mayoría absoluta con su propuesta de reforma sanitaria en las elecciones de 2023, García aspira a poder gobernar la Comunidad de Madrid por vez primera. En el Debate del Estado de la Región, que se ha celebrado con cierto aire electoral, la líder de Más Madrid ha buscado hacer de la reducción de las listas de espera una de sus bazas. Si este lunes Ayuso anunciaba la creación de un plan de listas de espera para el periodo 2022-2024 que reducirá "a la mitad" los tiempos de espera máximos, García respondía poniendo toda la carne en el asador: “Nosotros no traemos un mero anuncio, sino una ley de listas de espera que garantice un periodo máximo de 3 semanas para pruebas diagnósticas y de un mes para ser atendido por un médico especialista".

Mónica García: "El marzo de 2020, yo me lo pasé en una UCI y usted en un apartamento de lujo pagado por un amiguete"



La intención de la normativa sería "garantizar un registro homogéneo, transparente y constatable de las listas de espera", puesto que en la Comunidad de Madrid han observado "datos de lista de espera quirúrgica poco confiables", ha asgurado García ante el asombro de Ayuso, a quien también ha acusado "poner el mayor precio posible a la sanidad: la desesperación".


Crispación por la apertura de los SUAP


A pesar de la promesa de reducir la crispación de Mónica García, las acusaciones en materia sanitaria han seguido emanando durante su intervención. En esta ocasión, el encontronazo lo han protagonizado el cierre de los 37 SUAP al inicio de la pandemia. "Le insto a que los abra inmediatamente", ha dicho, cargándose de energía y con el aplauso de su bancada de fondo. 

Sin embargo, tal y como avanzó Ayuso este lunes, el Gobierno madrileño tiene otros planes. En concreto, apostará por la reorganización de las urgencias extrahospitalarias en la región, a partir de octubre, con la apertura de 78 Puntos de Atención Continuada (PAC), 14 más de los que se habían anunciado previamente. Una propuesta que, como era de esperar, no ha gustado en la oposición.

Para concluir, aunque ha señalado que "no por ello menos bochornoso", Mónica García ha recordado el contrato de su hermano para conseguir material sanitario en lo peor de la pandemia.


El PSOE defiende la gestión desde Moncloa frente a Madrid


Tras García, ha sido el turno para el portavoz socialista, Juan Lobato, que con un tono robusto ha buscado dar presencia a su intervención. Nada más llegar al atril y alzar la voz, ha lamentado que, en su intervención de este lunes, Ayuso tan solo haya mencionado a la Atención Primaria en tres meses. Todo ello a pesar de que ayer la propia presidenta madrileña aseguró que este nivel asistencial era una de las principales preocupaciones en materia sanitaria y tras apostar una estrategia para digitalizarla y agilizar tanto las agendas como la asistencia sanitaria. Así, Lobato ha acusado a Ayuso de “despechar con tres menciones lo que ha pasado en la sanidad pública en 2 años y medio”.

“Listas de espera, centros de salud cerrados y hospitales a tope, así ha dejado a la sanidad”, ha acusado Lobato. Sin embargo, en uno de los temas en los que ha puesto la diana ha sido en las listas de espera. Así, le ha preguntado a Ayuso cómo es posible que se hayan incrementado en 2022, año en el que ha comenzado a normalizarse la prestación sanitaria.

El también secretario general de los socialistas madrileños ha empleado el grueso de su discurso en plantear una decena de propuestas para la región, que según sus palabras se enmarcan en un modelo de gestión diferente al de Madrid, y ha criticado las decisiones en materia sanitaria que mantienen las urgencias de Atención Primaria cerradas desde marzo de 2020. Como respuesta, y esperando obtener rédito electoral de la gestión que hace el PSOE desde La Moncloa, ha defendido la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez contra el Ejecutivo madrileño.


Lobato: "Listas de espera, centros de salud cerrados y hospitales a tope, así está la sanidad"



Más cuidados paliativos para Madrid


Las palabras de la líder Vox en Madrid, Rocío Monasterio, fueron considerablemente menos duras que las de sus predecesores. Rebajo la tensión aunque mantuvo la crítica, eso sí, en cierto tono conciliador. Así, Monasterio aprovechó su intervención para reivindicarle al Gobierno de Ayuso, a quien apoyó para su investidura, mejorar los cuidados paliativos en la región: “Creemos en la dignidad de las personas, desde su nacimiento hasta la muerte”.

Asimismo, Monasterio sacó a relucir uno de los reclamos electorales de su partido: la seguridad. En este sentido, ha lamentado el avance de los “narcopisos” y de la violencia, especialmente la juvenil, en la región. “Los centros de salud generan seguridad, pero hay que acabar con los machetazos y con las casas de apuestas”. Así, también ha hecho un alegato por la Salud Mental y ha puesto el foco en la necesidad de avanzar en la lucha contra las adicciones.

Por otro lado, la intervención de Unidas Podemos se la han dividido entre Alejandra Jacinto y Carolina Alonso. La primera, durante su intervención, recriminó a Ayuso que “no necesitamos de una presidenta que piensa que las urgencias están llenas porque la gente no se toma un paracetamol”, ni tampoco “una presidenta con un hermano que se lleva contratos durante una pandemia”. Mientras, Alonso, entre otras cosas, hizo énfasis, y en la línea de las anteriores intervenciones, en los meses de espera para ser atendido por un médico de Familia o los “años de espera” para una prueba diagnóstica.


La mejor sanidad de Europa


El último de los protagonistas en tomar la voz fue el portavoz del Partido Popular, Pedro Muñoz Abrines, quien ha resaltado que la sanidad madrileña “es la mejor de Europa”, aunque reconoce que “no es perfecta”. Ante las críticas vertidas por el PSOE ante el aumento de las listas de espera, Muñoz ha tirado de recursos y se ha referido a los datos del Ministerio de Sanidad, cartera gestionada por el propio PSOE, y ha asegurado que

“Madrid representa el 14,5 por ciento, pero solo representa el 10 por ciento de pacientes pendiente de espera”. Además, “el tiempo medio de espera en Madrid es de 73 días, y la media nacional de 123, 50 días más”. De este modo, ha preguntado a los grupos de izquierda que modelo sanitario quieren para Madrid, si el de Ayuso o el de regiones donde gobiernan ellos, “en donde en todas hay más lista de espera”.

Respecto a la polémica del cierre por los SUAP, también ha tirado de datos asegurando que Madrid es la región “con mayor cobertura horaria en Atención Primaria”. “Cerramos a las 21 horas los centros de salud, donde ustedes gobiernan están hasta las 17 horas”, ha zanjado.


Ayuso se aleja de la oposición y defiende en solitario su modelo sanitario


Tras encajar los golpes propinados por la oposición a su propuesta sanitaria para los próximos años, le ha tocado el turno a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha reaparecido con el arsenal preparado y ha acusado a la izquierda de no aceptar los logros en materia sanitaria. “Ahora en octubre abriremos todos los centros de atención extrahospitalaria a través de los 78 Puntos de Atención Continuada y, por tanto, será cada vez más difícil buscar la sede electoral donde la izquierda pueda hacer sus campañas”, ha dicho, avalada por la fuerza del grupo parlamentario popular, mayoritario en la cámara en escaños y en presencia.

Durante su intervención, Ayuso ha reconocido algunos de los problemas que sufre la sanidad madrileña, si bien ha indicado que, en cualquier caso, se trata de cuestiones que también sufre el resto de comunidades autónomas. En concreto, se ha referido al déficit de médicos en nuestro país. “La falta de médicos es un problema nacional que requiere un plan a nivel estatal”, sin embargo, ha lamentado, “la izquierda siempre lanza la falacia de que es problema de Madrid”.


Ayuso: "La falta de médicos es un problema nacional que requiere un plan a nivel estatal"



El análisis que ha hecho la presidenta es que “cada vez vivimos más años, los médicos tienen más problemas para ser reemplazados y no hay facultades de Medicina”. En cualquier caso, factores que se escapan del ámbito competencial de la Comunidad de Madrid. “Pero solo se pone el foco en según qué comunidades autónomas según las siglas de quien gobierne”, ha dicho mientras desde las bancadas de la oposición se alzaba alguna que otra acusación e improperio, algo por lo que Ayuso ha pedido respeto: “Ya tendrán tiempo para hablar”.

Respecto a la reducción de las listas de espera, el asunto que ha monopolizado el debate en materia sanitaria este martes en la Asamblea de Madrid, ha acusado a los partidos de izquierda de señalar falsos “problemas con las citaciones, a través de supuestos pantallazos y bulos en redes sociales”.

“El paciente no tiene por qué soportar cómo algunos centros de salud y las entradas de algunos hospitales públicos que sufragan ellos mismos con sus impuestos son privatizados para la izquierda y para sus sindicatos, para hacer propaganda y demagogia”, ha zanjado Ayuso ante las miradas de desaprobación de Mónica García o Juan Lobato en lo que a materia sanitaria refiere.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.