13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La nueva ley de alcohol y menores, primera tarea del psiquiatra infantil

El Congreso establece la necesidad de que las pautas establecidas entre comunidades y órganos sean "homogéneas"

La legislación está empezando a perfilar sus últimos detalles.
La nueva ley de alcohol y menores, primera tarea del psiquiatra infantil
jue 17 mayo 2018. 17.00H
I. P. Nova
El Congreso de los Diputados sigue cerrando flecos de la futura ley de menores sin alcohol. Recientemente, el organismo de las Cortes Generales ha publicado el informe de la ponencia de estudio 'Menores sin Alcohol' en la que destaca, entre otras cosas, la figura del Psiquiatra del Niño y el Adolescente como uno de los facultativos principales para trabajar en esta futura normativa. Pero no será el único porque se apoyará también en sanitarios de Atención Primaria.

El documento, que concreta algunos de los protocolos sociales y sanitarios de actuación para Atención Primaria, Pediatría Hospitalaria y Urgencias, asegura que deberán de ser pautas "homogéneas" en todo el territorio español. Además, tener una doble vertiente sanitaria: tanto desde el tratamiento físico como psiquiátrico, por lo que tiene gran importancia este profesional.

En el área de la Atención Hospitalaria, el Congreso insta a los órganos competentes a facilitar el acceso a servicios de tratamiento y rehabilitación a personas con problemas de dependencia del alcohol, con especial atención a los menores de edad, siendo los especialistas de Psiquiatría del Niño y del Adolescente los que aportarán los "recursos específicos asistenciales".

Tras las sobredosis etílicas se derivará a los menores a programas de intervención




Dentro de las Urgencias, en las que estos menores suelen ingresar tras tener episodios de sobredosis etílica, se pide que se establezcan protocolos de coordinación de asistencia sanitaria "y su consecuente derivación a programas de intervención puntual en Atención Primaria o a Psiquiatría Infantil".

En este apartado, ha sido muy relevante la medida que contempla la creación de un registro de estos menores que han ingresado en estas condiciones de salud así como incluir dichos excesos en su historial médico. Estos registros deberán de estar "en red" para "favorecer el intercambio de información e indicadores entre las Administraciones Públicas y su inclusión en la historia clínica común con el fin de proveer al paciente de la información y consejo sanitarios oportunos "así como la activación de los protocolos de atención y derivación oportunos".

En lo relativo a la Atención Primaria, se insta al Ministerio de Sanidad a potenciar el papel los profesionales sanitarios de esta área para la detección y atención temprana facilitando "información y formación continuada del personal sanitario de Atención Primaria".

Profesionales no sanitarios en los centros de salud

Otra de las medidas propuestas hace referencia al desarrollo de un sistema estatal de indicadores con participación de las comunidades autónomas "que sea capaz de aportar información útil, válida y significativa sobre la evolución del fenómeno". A este respecto, también se quiere promover la incorporación en las plantillas de todos los centros de salud y de urgencias de profesionales no sanitarios, como educadores o trabajadores sociales, "que pudieran realizar una intervención inmediata de atención o derivación a recursos comunitarios, de los menores y sus familias que acudan a la consulta médica por intoxicaciones agudas o problemas derivados del consumo de alcohol".

Se van a registrar todos los casos de menores bebedores reincidentes a nivel nacional




Por último, el Congreso registra la necesidad de crear un protocolo técnico y un protocolo de "intervención posterior" desde que se detecta en Pediatría, Atención Primaria u hospitales, con un registro único de todos los casos de menores de 18 años, con implicación de los padres o tutores legales. El sistema de recogida de datos deberá de ser homogéneo en todo el territorio a fin de que se pueda crear un banco nacional en este ámbito y poseer datos epidemiológicos compatibles entre los diferentes territorios. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.