Mujeres, personas jóvenes y profesorado conforman el perfil más habitual que contacta con el 024

El teléfono antisuicidio deriva 30 llamadas diarias a Emergencias médicas
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, interviene en el Senado


24 may 2022. 19.00H
SE LEE EN 3 minutos
El teléfono 024 de atención a la conducta suicida ha recibido de media entre 500 y 600 llamadas diariamente desde que se puso en marcha a inicios del mes de mayo. La evaluación que realizan los psicólogos encargados del cribado ha provocado que cerca de una treintena se hayan derivado cada día a los servicios de emergencia del 112 para activar el protocolo de urgencia ante un caso inminente.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha ofrecido los datos sobre la salud mental durante su intervención en el pleno del Senado, en el que ha dado cuenta sobre su gestión sus políticas. “Estamos hablando de posibles conductas suicidas inminentes o en curso. Estas cifras hablan de este recurso que es una llamada a la vida”, ha expuesto en la cámara.

La afluencia de llamadas ha caído ligeramente en comparación con la primera semana en la que se activaron las líneas cuando se llegaron a registrar hasta 800 contactos al día de personas que requerían ayuda. Entre los perfiles que han recurrido al servicio, Darias ha identificado a las mujeres, las personas joven y el profesorado, que se ha puesto en contacto para pedir herramientas con las que gestionar esta realidad en el aula.

“Realmente la salud mental es una epidemia silenciada que la pandemia lo que ha hecho es exacerbar los problemas que ya existían”, ha expuesto la ministra de Sanidad, que ha celebrado que este tipo de debates se hayan instalado ya con “naturalidad” también en foros parlamentarios como el Senado.

Darias ha celebrado el resultado de las primeras semanas de gestión del 024 como un resultado del “compromiso” tanto del Gobierno de España como del conjunto de las comunidades autónomas que validaron la Estrategia de Salud Mental en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS).


Nuevos códigos de conducta-riesgo


La ministra de Sanidad ha adelantado en el Senado que el próximo objetivo de su departamento para mejorar la gestión de la atención a la conducta suicida pasa por la elaboración de unos códigos de conducta-riesgo que permitan “dotar de herramientas” tanto a los profesionales sanitarios como a los docentes para hacer frente a este problema de salud mental.

Darias ya explicó en los primeros compases de la puesta en marcha de la línea telefónica que el proceso de atención consistía en una “escucha activa” por parte de los psicólogos encargados del cribado que dedican de media entre 25 y 30 minutos a cada uno de los usuarios. La entrada en escena de otros perfiles profesionales como los psiquiatras solo está contemplada si se deriva el caso al 112 debido a que revista mayor gravedad.

La gestión de la atención telefónica se ha encargado en este primer año a Cruz Roja aunque el objetivo es sacar la iniciativa a concurso público en el futuro. Actualmente se ha estimado un presupuesto finalista de 100 millones de euros hasta 2024 para cubrir los gastos, de los cuales el 80 por ciento se transferirá a las comunidades autónomas.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.