Elvira Velasco, responsable sanitaria de los populares, afirma que la norma "no soluciona los problemas del SNS"

El PP vaticina el fracaso de la Ley de Equidad: "Nace mal, sin consenso"
Elvira Velasco, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad del Congreso.


20 sep 2022. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
A falta de dos días para que se debatan en el Congreso de los Diputados las enmiendas a la totalidad de la Ley de Equidad, Unidas Podemos mantiene el pulso a su socio de Gobierno a fin de zanjar la gestión privada en el Sistema Nacional de Salud (SNS). El mensaje de los morados al PSOE es claro: si no hay acuerdo, su posición en la Cámara Baja podría ser contraria a la aprobación de la norma. Para el PP, principal partido de la oposición, este “tira y afloja” de las formaciones que sustentan al Ejecutivo central “demuestra que el texto ni siquiera cuenta con el visto bueno del Consejo de Ministros”: “Nace sin consenso, y por lo tanto, nace mal”. 

Son palabras de Elvira Velasco, responsable del área sanitaria del Partido Popular en el Congreso, que, en declaraciones a Redacción Médica, subraya la “preocupación” que había en los últimos días entre los dirigentes socialistas por el nuevo ultimátum de sus socios en el Gobierno. En concreto, Unidas Podemos ha pedido al PSOE que se sirva de la futura Ley de Equidad para vetar las adjudicaciones, conciertos o colaboraciones en aquellas entidades privadas que empleen a personal sanitario “que simultáneamente se encuentre prestando servicios para el sector público de gestión directa”.

Si los socialistas no acceden a estas demandas, la posición de Unidas Podemos en la sesión del jueves estaría en el aire: “El voto en contra (a las enmiendas a la totalidad) no está garantizado si no se alcanza algún tipo de acuerdo previo”, advirtieron los morados.


"Estamos abiertos a que nos llamen para acordar una ley que aproveche todos los recursos sanitarios que tenemos"



Tampoco está clara la decisión del PP, aunque nada indica que vaya a apoyar algunas de las cuatro enmiendas de totalidad que se debatirán el jueves (las de Vox, Ciudadanos, PDeCAT y JxCAT). Los populares, que ultiman una batería de enmiendas parciales, no han pedido devolver el proyecto al Ejecutivo, aunque ponen en duda la viabilidad del mismo. Primero, porque bajo su punto de vista “es innecesaria y no sirve para resolver los problemas del Sistema Nacional de Salud”. Pero los conservadores subrayan también que el Gobierno “no ha contado con la oposición en ningún momento” para alumbrar la ley.

“La Ley de Cohesión que aprobó el PP nació del consenso con los propios grupos. Pero ahora estamos viendo que ni siquiera los socios del Gobierno han hablado”, destaca la propia Elvira Velasco, quien considera que esta confrontación en torno a la Ley de Equidad constituye “un claro ejemplo de división en el Ejecutivo”.

Enmiendas del PP a la Ley de Equidad


Precisamente, la mandataria popular avanza que la necesidad de proteger la colaboración público-privada en el SNS focalizará sus enmiendas parciales a la Ley de Equidad. “Siempre hemos abogado un sistema que cuente con todos los recursos que tenemos, hay que establecer lazos de coordinación”, indica.

Bajo su punto de vista, aún hay tiempo para la negociación. “Estamos abiertos a que nos llamen, a plantearles lo que vimos en la Comisión de Reconstrucción”, incide la responsable sanitaria del PP en el Congreso, que asume que el marco normativo actual cumple ya 20 años, mientras que la Ley General de Sanidad se remonta al 86.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.