El Ejecutivo pasa por alto la petición de incorporar el 'big data' y se aferra a su estrategia de 'pago por resultados'

El Gobierno descarta nuevos modelos para financiar fármacos innovadores
La directora general de Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, Patricia Lacruz


20 jun 2022. 11.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Gobierno ha cerrado la puerta a activar nuevos modelos para la financiación de fármacos innovadores en el mercado y se ha aferrado a la fórmula de ‘pago por resultados’ que ya instauró en enero de 2019. En una respuesta parlamentaria, ha defendido como su principal apuesta esta estrategia que permite al Sistema Nacional de Salud (SNS) abonar solo el precio completo de los medicamentos en aquellos pacientes donde el tratamiento funciona.

El Ejecutivo ha vuelto a incidir en que se trata de una vía que “corresponsabiliza al laboratorio titular en la gestión de la incertidumbre clínica y financiera asociada a la utilización” de un medicamento en la práctica clínica. “Este modelo permite garantizar la equidad en el acceso a los pacientes que lo necesitan y la sostenibilidad del SNS”, ha apuntado en el texto remitido al Congreso de los Diputados.

El Gobierno ha recordado que se está aplicando un descuento en la financiación de un medicamento para el tratamiento de los tumores sólidos en España, lo que ha facilitado su inclusión en la prestación farmacéutica, gracias a este modelo de ‘pago por resultados’ que tiene en las variables clínicas.


Farmaindustria apuesta por el 'big data' 


La defensa de este modelo se produce después de que Farmaindustria haya puesto sobre la mesa la necesidad de implantar nuevas fórmulas gulatorias en la evaluación de los medicamentos innovadores que se aplican en el sistema sanitario para adaptarse a nuevas realidades como el uso del ‘big data’. El exdirector general de la asociación empresarial, Humberto Arnés, ya señaló en marzo que era necesario maximizar las “posibilidades de acceso de los pacientes a unas novedades terapéuticas cada vez más personalizadas y asegurando el reconocimiento de la innovación”.

Su discurso se produjo durante la presentación del libro ‘Big Data, Datos de Vida Real y Evaluación de Nuevos Medicamentos’, en el que diferentes voces de la industria farmacéutica coincidieron en que el uso de estas nuevas tecnologías podía resultar de “gran utilidad” para la autorización y evaluación de fármacos por parte de los organismos reguladores y de las agencias de evaluación. Especialmente, en el desarrollo de las ciencias biomédicas para avanzar en nuevos tratamientos más precisos.

El Partido Popular se hizo eco de estas declaraciones para formular una pregunta por escrito al Gobierno, en la que hizo hincapié en la necesidad de “impulsar, liderar, coordinar y poner en práctica” esta nueva estrategia. Y en la que solicitó que se aclarase si había alguna medida sobre la mesa y cuáles eran sus plazos reales. “¿Será antes de que la pandemia de Covid-19 esté plenamente controlada?”, insistió el grupo popular con un texto firmado por la portavoz parlamentaria, Cuca Gamarra, y otros once diputados de la Cámara Baja.

Sin embargo, en su respuesta por escrito, el Gobierno no ha hecho ninguna mención específica a la posible aportación del ‘big data’ en la regulación de los medicamentos que se utilizan en el Sistema Nacional de Salud (SNS) y únicamente ha mencionado el modelo de ‘pago por resultados’ que en su momento ya presentaron como una fórmula para reducir la incertidumbre en el impacto clínico y presupuestario de la aprobación de nuevos fármacos.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.