La propuesta ha llegado a la Cámara apenas una semana después de que el Consejo de Ministros aprobara su Ley de Equidad

El Congreso tumba los límites de Unidas Podemos a los conciertos sanitarios
Rosa Medel, diputada de Unidas Podemos.


23 jun 2022. 16.20H
SE LEE EN 3 minutos
El Congreso de los Diputados ha cerrado la puerta este jueves al modelo sanitario 'anti-conciertos' de Unidas Podemos. La propuesta de la formación morada, que ha llegado a la Comisión de Sanidad apenas una semana después de la aprobación de la Ley de Equidad en el seno del Consejo de Ministros, ha sido rechazada con seis votos a favor, 15 contra y 13 abstenciones.

En su argumentario, la formación morada apelaba a que la actual normativa, que establece la posibilidad de “realizar conciertos sanitarios” al amparo de la libertad de empresa, “es contraria a la voluntad universalizadora del derecho a la asistencia sanitaria, ya que tienden a la segmentación de la prestación que estos servicios hacia la cobertura exclusiva de quienes puedan pagar una asistencia sanitaria privada”.

En este sentido, la diputada morada Rosa Medel ha vuelto a defender en la Comisión de Sanidad la formulación de un marco jurídico “que habilite a las comunidades autónomas para abrir un proceso de desprivatización de los servicios de salud asegurando que, a su finalización, los contratos privados o conciertos existentes sean revertidos hacia una gestión pública directa”.

La sesión de este jueves ha desvelado de nuevo las diferencias entre los socios de Gobierno en torno al modelo de gestión del Sistema Nacional de Salud (SNS). De hecho, hace apenas una semana que el Consejo de Ministros dio luz verde al anteproyecto de la Ley de Equidad, que, pese a las reivindicaciones de Podemos, dejaba abierta la puerta a la “gestión indirecta” de la sanidad a través del ámbito privado.

Para ello, las administraciones públicas deberán cumplir “una serie de requisitos” y criterios comunes que serán acordados en el seno del Consejo Interterritorial.

“Estamos ampliando derechos, blindando la sanidad pública y estableciendo un modelo de gestión que no excluye la indirecta. Ahora bien, la regula y la ordena”, explicó entonces la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

En este escenario, el PSOE, que no ha dado el ‘no’ a sus socios de Gobierno, ha optado por la abstención: “No nos parece necesaria esta proposición de ley. El Consejo de Ministros aprobó la Ley de Equidad hace poco, y esta consolida la universalidad del sistema público”, ha zanjado Ana Prieto.

Inequidad del SNS y listas de espera


Como era previsible, la propuesta de Podemos tampoco ha contado con el apoyo del PP, que ha acusado a morados y socialistas de trasladar al Congreso sus disputas internas. “Esto no va de escuchar las desavenencias del Consejo de Ministros”, les ha recriminado el popular Gabriel Elorriaga, quien ha acusado a Podemos de llevar “sus prejuicios” a la Cámara.

“El Gobierno del que forma parte hace exactamente lo contrario de lo que ustedes predican. Nos hablan de dedicar más recursos a la sanidad, y el Plan de Estabilidad remitido por el Gobierno a la Unión Europea habla de un recorte progresivo del PIB”, ha advertido.

En la misma línea, Juan Luis Steegmann, de Vox, ha destacado que la proposición “pretende acabar con la provisión privada de la sanidad”, aquella que “asume el 30 por ciento del gasto sanitario y el 40 por ciento de la actividad en España”. “Van a aumentar la inequidad y las listas de esperar. Quieren castigar a los españoles, impedir que mejoren su asistencia”, ha aseverado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.