18 de junio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:25
Política Sanitaria > Parlamentarios

"La nueva estrategia de adicciones sitúa a España en el ‘Top10’ de Europa"

La ministra de Sanidad defiende en el Congreso el carácter “global” del proyecto

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.
"La nueva estrategia de adicciones sitúa a España en el ‘Top10’ de Europa"
Redacción
Miércoles, 21 de febrero de 2018, a las 11:30
La nueva estrategia de adicciones, aprobada el pasado 9 de febrero en Consejo de Ministros y con vigencia para los próximos ocho años, sitúa a España dentro de la élite europea en la materia, concretamente en su ‘top 10’. Así lo ha puesto de manifiesto en el Congreso de los Diputados la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, que ha destacado el carácter “global” de un proyecto en el que se comienzan a tener en cuenta las adicciones relacionadas con las nuevas tecnologías. 

“España es un país pionero en el abordaje de las adicciones, un campo en el que contamos con amplio reconocimiento internacional por nuestras estrategias”, ha afirmado Montserrat tras ser preguntada al respecto por la diputada popular María del Carmen Quintanilla antes de pasar a detallar las bases de esta nueva versión, que cuenta con tres patas básicas: menores, nuevas tecnologías y mujeres.

Uno de los elementos que más se ha encargado de subrayar Montserrat durante su alocución ha sido el carácter “global” de la nueva estrategia de adicciones, que amplía el foco tradicionalmente puesto en las drogas a otros aspectos como las nuevas tecnologías, los videojuegos o el juego online. La norma, que se encuadra dentro del deseo de “seguir trabajando” para mantener los resultados positivos de los últimos años expresado por la propia ministra, contempla también “atención a personas de más de 65 años que han sufrido la adicción a la heroína a lo largo de los años ochenta y noventa”.

A la hora de resumir los retos que regirán la lucha contra las adicciones de aquí al año 2026, Dolors Montserrat ha destacado la necesidad de alcanzar el “consumo cero” de alcohol entre menores de edad, con menciones también a la atención de las mujeres, dado que en estos casos “suelen retrasar el inicio del tratamiento”, ha explicado.