Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Política Sanitaria > Parlamentarios

"El de hepatitis C era un buen plan que se ha quedado a medias"

La oposición reprocha al Gobierno la falta de desarrollo del plan de hepatitis C

Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso.
"El de hepatitis C era un buen plan que se ha quedado a medias"
Carlos Corominas
Martes, 24 de enero de 2017, a las 17:30
La oposición en bloque ha criticado al PP el desarrollo del plan de hepatitis C, especialmente en lo que tiene que ver con la opacidad en la financiación, la dificultad de acceso de los presos y la ausencia de un cribado que permita conocer exactamente la prevalencia del virus. Tras la intervención en la Comisión de Sanidad del Congreso de Javier Castrodeza, secretario general de Sanidad, en la que defendía la utilidad del plan, Jesús María Fernández, portavoz de Sanidad del PSOE, ha criticado que el plan era bueno en un principio, pero "se ha cumplido solo a medias".

El portavoz del PSOE ha criticado la falta de disposición del Gobierno a dar información sobre el desarrollo del plan y ha recordado al secretario general que le formuló una pregunta por escrito sobre el coste de los tratamientos a la este respondió "con dos líneas en las que dice que es el coste recogido en las correspondientes resoluciones de financiación". Fernández ha pedido "transparencia completa" al ministerio para recibir el apoyo del PSOE.

"Me gusta que los planes salgan bien"

También ha lanzado una crítica sobre transparencia el portavoz de Sanidad de Ciudadanos, Francisco Igea, al denunciar la opacidad de la financiación y ha pedido que se "debe conocer el coste hospital por hospital". Además, ha criticado la falta de equidad entre comunidades autónomas ya que señala "el gasto difiere en un 300 por ciento" entre algunas autonomías, una diferencia que, a juicio del diputado, no se puede explicar por las diferencias de prevalencia de la hepatitis C en la población.

Estas estadísticas identifican a las comunidades autónomas con un número en lugar de indicar su nombre. Una forma de presentar los datos que oculta cuánto gasta cada autonomía, como ha recordado Igea, que más adelante ha tirado de imaginario popular para replicar la idea del portavoz socialista: "El plan era bueno, pero, como decían en aquella serie de nuestra infancia, «me encanta que los planes salgan bien»".