Hasta los 7 años, solo el 32 por ciento de los niños había acudido al menos una vez a revisión odontológica

Tres de cada 10 menores de 6 años tienen caries, la mayoría sin tratamiento
Óscar Castro


25 ago 2021. 12.50H
SE LEE EN 3 minutos
El 31 por ciento de los niños menores de 6 años en España padece problemas de caries. A pesar de que esto supondría la afección de 7 millones de dientes de leche, casi la mitad de los padres, el 46 por ciento considera que sus hijos no tienen ningún problema de salud oral.

De hecho, la cifra de padres que lleva a sus hijos al dentista en el último año se ha ido reduciendo paulatinamente, pasando del 82 por ciento en 2015 al 71 por ciento en 2020, según refleja Libro Blanco del Consejo General de Dentistas y la Fundación Dental Española. La desatención aumenta en los niños de menor edad ya que solo el 32 por ciento de la población infantil de 2 a 6 años ha ido alguna vez a revisión odontológica

Como resultado, entre el 80 y el 90 por ciento de las caries no ha recibido el tratamiento necesario. En este sentido, el Consejo General de Dentistas recuerda la importancia que tienen los dientes de leche por varias razones: son imprescindibles para la masticación y deglución, actúan de guía y guardan el espacio para los dientes permanentes que saldrán más tarde, permiten una correcta pronunciación y tienen un papel muy relevante en la autoestima del niño.

¿Hay que tratar las caries en los dientes de leche? 


Además, consideran que hay que desterrar la idea de que no hay que tratar las caries de los dientes de leche porque se van a caer. Si no se tratan, pueden originar infecciones, provocar la pérdida del diente y crear problemas posteriores. De hecho, las bacterias de las caries de los dientes de leche pueden afectar a los dientes definitivos, produciendo caries también en estos.

Por eso el organismo recomienda iniciar las revisiones odontológicas a partir del primer año de vida, para detectar caries tempranas. En algunos casos, el dentista aplicará selladores de resina en las fisuras de algunos molares para evitar la aparición del 70-80 por ciento de las caries. Estos selladores convierten la fisura en una superficie lisa, facilitando su limpieza y dificultando que crezcan las bacterias. En aquellos niños que presenten más riesgos de caries, el facultativo decidirá si también es necesario aplicar un barniz de flúor para proteger los dientes.

Asimismo, aconsejan acudir al dentista si se observan anomalías en la erupción de los dientes, pues muchas veces se adelantan o se retrasan más de la cuenta, o salen los definitivos sin que se hayan caído los de leche. La mayoría de las veces, si se detecta a tiempo, el problema tiene fácil solución, apunta el colectivo. 

Acudir al dentista después de las vacaciones 


Los dentistas consideran que es buen momento para ir a revisión después de las vacaciones, antes de empezar el colegio, ya que durante el verano se suele descuidar la higiene bucodental y el dentista podrá detectar y tratar las pequeñas caries que hayan aparecido. "Hacerlo estos días 
evitará el absentismo escolar y laboral", añaden. 

Además, para evitar la caries señalan como fundamental mantener unos hábitos adecuados de cepillado dental y de alimentación.En cuanto a esta última, es recomendable seguir una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras, pescados y aceite de oliva, minimizando el consumo de azúcares y grasas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.