La Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) expone que la persona que realizó este tratamiento no estaba titulada

Quiropráctica desliga el caso de fractura cervical del estándar formativo
Las radiografías del caso se viralizaron en redes sociales.


10 nov 2022. 16.30H
SE LEE EN 3 minutos
El caso clínico de una mujer de 48 años en Brasil viralizado en España a raiz de un tuit ha generado mucha controversia. La paciente fue diagnosticada con una de disección de la arteria vertebral y un infarto del cerebelo tras pasar por la consulta de un quiropráctico. Sin embargo, desde la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ) afirman que la fractura no fue "causada por un profesional formado".

La lesión fue ampliamente debatida en redes sociales tras analizar el informe publicado por los servicios de Medicina Interna y Neurología del Hospital de Clínicas de São Paulo. Ante el intercambio de opiniones originado, la AEQ contactó con la asociación equivalente de Brasil para contrastar la veracidad de esta información. Las conversaciones mantenidas llevaron a concluir, y así lo ha expuesto la asociación en un documento al que ha tenido acceso Redacción Médica, que el daño producido "no fue causado por un quiropráctico titulado, formado y capacitado conforme a los estándares de calidad que se exigen internacionalmente".

No hay evidencia de que fuera un quiropráctico formado


Carolina Kolberg, directora de asuntos académicos de la Asociación Brasileña de Quiropráctica (ABQ – Associação Brasileira de Quiropraxia), afirma que la persona que realizó esta práctica no forma parte de los miembros de su asociación y expone:

"Sobre el reciente caso relatado en Neurology bajo el título “Spinal Cord Injury, Vertebral Artery Dissection, and Cerebellar Strokes After Chiropractic Manipulation” y também “Breaking the diagnosis: ankylosing spondylitis evidenced by cervical fracture following spine manipulation” relatado en Internal and Emergency Medicine, la Asociación Brasileña de Quiropráctica afirma que se puso en contacto con los autores, el hospital y realizó investigaciones que no mostraron evidencia de que el proveedor fuera un quiropráctico formalmente capacitado y podemos asegurar que no era uno de nuestros miembros".

Diagnósticos incompatibles con ciertas acciones en el cuello


A pesar de que el informe médico de este caso clínico corresponde a septiembre de 2021, en redes sociales se compartieron las imágenes de diagnóstico a finales del pasado mes de octubre, generando mucha expectación entre el sector sanitario de nuestro país. Muchos facultativos emitieron su opinión en Twitter sobre estos tratamientos al descubrir en el informe del hospital que la paciente tenía anquilosis de la columna cervical, y seguramente una "espondilitis anquilosante", un diagnóstico incompatible con ciertas acciones sobre el cuello. "Todos los fisioterapeutas y quiroprácticos deben saber que NO se manipula el cuello en estos pacientes debido al alto riesgo de fractura", apuntaba un reumatólogo.

Otro especialista recordaba en ese momento que cuando una persona necesita "fisioterapia" hay que buscar a un profesional que tenga la titulación oficial de Fisioterapia porque "un quiropráctico es el equivalente a un coach ante un psicólogo o psicopedagogo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.