Los psicólogos advierten: "La soledad es la epidemia de este siglo"

El aumento de personas mayores que viven solas y el uso inadecuado de las redes sociales han potenciado este fenómeno

Imagen del congreso.
Los psicólogos advierten: "La soledad es la epidemia de este siglo"
mié 24 julio 2019. 13.00H
Entre un 10 y un 30 por ciento de personas mayores en España viven solas. Y las cifras siguen aumentando. Esto es la consecuencia del contexto actual en el que vivimos, en el que la población de personas mayores de 65 años está creciendo de forma exponencial, con buena salud y con servicios que garantizan su bienestar y mejoran su calidad de vida. Pero la dispersión geográfica, la diversificación de los modelos de familia y los cambios en los sistemas de comunicación han modificado el contacto personal y familiar, y las personas mayores están en un proceso de adaptación a dichos cambios, pero, a su vez, están sufriendo las consecuencias de los mismos: soledad no deseada, visión estereotipada de la vejez, recursos no adaptados, aislamiento y exclusión social.

Esta población sufre y los riesgos que existen cuando no se da respuesta a situaciones de vulnerabilidad le puede llevar a padecer la soledad no deseada, la exclusión social o el maltrato.

'La soledad no deseada es la epidemia de este siglo'. Así de contundente se muestra Clara Aldámiz-Echevarría, una de las ponentes invitadas al simposio 'Envejecimiento activo y saludable: el reto de responder a la soledad no deseada', que se ha celebrado durante esta tercera y última jornada del IV Congreso Nacional de Psicología.


Estigmatización de la soledad


Un problema, la soledad, que va más allá de ser únicamente de salud. El riesgo de estigmatizar a personas mayores que viven solas y que presentan algún tipo de trastorno mental les lleva a aislarse socialmente, y ser víctimas de un maltrato de exclusión social por parte de su entorno. "No mueren solos sino excluidos de su vecindario", dice Alejandra Chulián, otra de las psicólogas intervinientes en este simposio.

Los profesionales invitados coinciden todos en el mismo punto: la importancia de "fomentar el buen trato, sensibilizar 

Los expertos señalan la necesidad de concienciar a la sociedad sobre los riesgos que conlleva la soledad


acerca de los estereotipos negativos asociados a la vejez y su influencia en casos de malos tratos y exclusión social y promover acciones para atender a personas mayores que se sientan solas y hacerlas partícipes de las actividades y acciones sociales de su entorno".

Manuel Martínez, director general del Imserso, insiste en esta idea. "La soledad no es un solo un problema de salud sino también social y de ahí la necesidad de intervenir para que la persona no se sienta sola. Tenemos un reto importante con las personas mayores y es lograr crear una estrategia clara de futuro que nos permita identificar donde van las políticas con los mayores".

Por eso hay que hacer lo imprescindible para poder ofrecer a los mayores el apoyo y la ayuda necesaria porque, de lo contrario, no contar con esta ayuda, no saber dónde solicitarla o desconfiar de los servicios o profesionales que se las pueden ofrecer, pueden poner a las personas mayores, principalmente las que viven solas, en grave riesgo para su salud y su aislamiento social.

Porque, y como explica José Guillermo Fouce Fernández, presidente de Psicólogos sin Fronteras y responsable de este simposio, "este es un reto comunitario y un reto de todos porque además de la ola de calor lo que está cayendo ahí fuera es una sociedad del miedo".


Instagram y redes sociales


Esta aplicación es una de las redes sociales más utilizadas por jóvenes, alrededor del 87 por ciento tiene cuenta en esta red y la utiliza de forma habitual. Aproximadamente un 15,4 por ciento de la población española utiliza el teléfono móvil tanto tiempo a lo largo de su vida diaria que llega a interferir en sus actividades cotidianas. Se ha demostrado que la dependencia de este fenómeno provoca en las personas un estado de apatía y soledad que pueden llevar a sufrir trastornos de comportamiento. 

Los resultados obtenidos destacan una media de tiempo de uso elevado de esta red social en población universitaria, así como una sensación de soledad generalizada, y bajos niveles de autoestima. Sus responsables concluyen: un abuso de las redes sociales, en este caso el Instagram, sugiere que influye negativamente en el autoconcepto y sensación de 

La dependencia de las redes "provoca en las personas un estado de apatía y soledad" 


soledad en jóvenes españoles, lo que puede tener consecuencias sobre las relaciones interpersonales.

Estos efectos también lo padecen jóvenes no universitarios. Los motivos principales por los que los/as jóvenes usan dicha red son cotillear, compartir fotografías e interactuar con otros/as. Otra investigación realizada con segmentos de esta población arroja diferencias en cuanto al uso que chicas y chicos hacen de Instagram, encontrándose hasta ahora gran variabilidad en los resultados.

Los participantes que recibieron muchos ‘Me Gusta’ en sus publicaciones experimentaron más emociones positivas y menos negativas, que los/as participantes que recibieron pocos 'Me Gusta'. Asimismo, se observó que las chicas tienen más seguidores en Instagram, se conectan más tiempo a la red y publican más stories (fotografías) que los chicos. Los principales motivos para usar Instagram fueron cotillear, seguido de interacción social y de almacenamiento de fotografías.

La conclusión que se saca de esta investigación es que los adolescentes han integrado el uso de Instagram, cubriendo gran parte de su actividad diaria. Esta red social constituye una fuente poderosa de popularidad, aceptación y aprobación de los/as iguales, en la que, y a través del almacenamiento de fotografías, los/as jóvenes comparten los aspectos positivos de sus vidas. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.