30 de mayo de 2017 | Actualizado: Lunes a las 23:10
Especialidades > Psiquiatría

Instagram, la red social que más perjudica a la salud mental de los jóvenes

Un estudio del Reino Unido desvela cómo afectan las aplicaciones tecnológicas a la psicología de los adolescentes

Las autoridades instan a las aplicaciones a que aumenten la seguridad de los usuarios.
Instagram, la red social que más perjudica a la salud mental de los jóvenes
Redacción
Viernes, 19 de mayo de 2017, a las 14:10
Instagram ha sido calificada como la peor red social por su impacto en la salud mental de los jóvenes, según un sondeo elaborado por la Royal Society for Public Health (RSPH) a 1.479 británicos de entre 14 a 24 años.

La encuesta, realizada vía online, buscaba conocer el impacto de las principales plataformas sociales (YouTube, Instagram, Snapchat, Facebook y Twitter) en los participantes. Para ello, se les pedía que puntuaran cada una en función de 14 asuntos de salud y bienestar, tales como ansiedad, depresión, soledad, intimidación e imagen corporal.

Las conclusiones a las que llegaron los expertos es que YouTube tenía la connotación más positiva en la salud mental de la población juvenil, seguido por Twitter y Facebook. Por su contra, Snapchat e Instagram son los que salían peor paradas.

En palabras del jefe ejecutivo de RSPH, Shirley Cramer, “es interesante ver como Instagram y Snapchat son las que tienen puntuaciones más bajas en el ranking. Ambas están muy centradas en la imagen y parece que pueden estar impulsando sentimientos de ansiedad e insuficiencia entre los jóvenes”.

Según el informe, “las redes sociales pueden estar alimentando una crisis de salud mental” en los chavales. Sin embargo, también tienen sus ventajas, ya que pueden “ser utilizadas como una herramienta por el avance de la sociedad”. Por ejemplo, se descubrió que Instagram tiene un efecto positivo en la auto-expresión y la identidad propia. Al mismo tiempo, el análisis considera que las apps deben abordar el alto consumo de las mismas e identificar a los usuarios con problemas de salud mental.

Las redes sociales se conciencian

La popular red social no se ha querido desmarcarse del asunto y ha puesto entre sus prioridades “mantener Instagram como un lugar seguro y de apoyo para los jóvenes”. Una decisión que apoyan las organizaciones benéficas de salud mental, que instan a las firmas tecnológicas a actuar para aumentar la seguridad de los internautas.

Alrededor del 90 por ciento de los jóvenes usan las redes sociales, más que cualquier otro grupo de edad, por lo que son particularmente vulnerables a sus efectos, aunque actualmente no hay pruebas evidentes sobre cuáles son. Por eso, Shirley Cramer considera que “a medida que crece la evidencia de que puede haber daños potenciales por el uso intensivo de las redes, y mientras luchamos por mejor el estado de la salud mental dentro de la sociedad, es importante que hagamos controles para que el impacto sea lo más positivo posible cuando se trata del bienestar de los jóvenes”.