El sector cree que permitirá fidelizar al profesional en el SNS, dotándole además de mayores herramientas resolutivas

El acceso del fisioterapeuta al A1 implica más sueldo y capacidad directiva
Fernando Ramos, presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF).


11 nov 2022. 11.15H
SE LEE EN 3 minutos
Los fisioterapeutas llevan años reclamando su incorporación al Sistema Nacional de Salud (SNS) como profesionales sanitarios que pueden contribuir a la mejora de la salud de los ciudadanos. Actualmente, de 67.000 profesionales sanitarios que ejercen en nuestro país, apenas unos 6.500 lo hacen prestando sus servicios en el sector público. Es decir, en torno a un 10% del total, según datos de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF).

Todo ello con el debate de la reclasificación de profesionales sanitarios sobre la mesa, donde Fisioterapia reclama su paso al grupo A1. Un cambio que, de aprobarse, supondría dos ventajas para este colectivo: por un lado, su sueldo ascenderá en torno a 6.000 euros anuales; por otro, la reclasificación les permitirá acceder a puestos directivos que por el momento tienen vetados.

Si se tiene en cuenta la cifra dada para los 6.500 fisioterapeutas que actualmente trabajan para el sistema sanitario público, el coste anual de esta nueva categorización profesional supondría para todo el SNS un gasto salarial total de 39 millones de euros más cada año para estos profesionales de la Fisioterapia. Una cantidad que se sumaría a los cálculos que se estiman para la reclasificación de los dos grandes grupos de profesionales del SNS, los médicos y enfermeros, donde el coste asciente en torno a los 2.500 millones de euros.

Más fisioterapeutas para un SNS más eficiente


“Creemos que llevar a los fisioterapeutas a dicho nivel va a darle un mayor valor a la sanidad pública, lo que redunda en un mejor servicio para los pacientes”, señalan fuentes de la AEF a Redacción Médica. Estas mismas añaden que el acceso al A1 "permitirá fidelizar al profesional en el SNS, dotándole además de mayor capacidad resolutiva". Y es que esta asociación lleva años recordando la importancia de que los sistemas sanitarios públicos autonómicos incorporen la figura de este profesional. No solo para dar la correcta cobertura a determinadas patologías habituales en la población sino porque puede generar un modelo sanitario más eficiente.

Según datos de la AEF, las afecciones musculo esqueléticas suelen ser un 30 por ciento de las consultas en los médicos de Familia y los estudios muestran que, un acceso directo al fisioterapeuta de Atención Primaria, podría resolver un 85 por ciento estas patologías, lo que se relaciona con una reducción en costes indirectos -como son en bajas laborales y pensión por incapacidad- y un ahorro directo sobre la prescripción y consumo de medicamentos.

Asimismo, a nivel global, una de cada 3 personas vive con un condicionante de salud que es susceptible de mejorar con rehabilitación. Con frecuencia, la fisioterapia "no se prioriza" y sigue "infrautilizada", según explican desde la AEF. De ahí que resulte imprescindible la presencia del fisioterapeuta en los equipos de Atención Primaria para, además de asistir, contribuir a la promoción de la salud comunitaria y la prevención primaria de la enfermedad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.