17 nov 2018 | Actualizado: 16:10

Así nos 'engaña' el cerebro para creer en la eficacia de la homeopatía

El científico de la Universidad de Liverpool, Ben Ambridge, explica qué mecanismos nos hacen creer en las pseudociencias

La homeopatía no tiene evidencia científica y es peligrosa si se abandonan los tratamientos tradicionales.
Así nos 'engaña' el cerebro para creer en la eficacia de la homeopatía
dom 28 enero 2018. 09.45H
Redacción
La homeopatía: tratamientos sin evidencia científica que aseguran que arreglan males y que, en el mejor de los casos, hacen el mismo efecto que beberse un vaso de agua. ¿Por qué entonces hay gente que cree en ellos? ¿Y por qué hay personas con un bagaje intelectual probado que confían en este tipo de técnicas?

El científico británico y profesor titular de Psicología en la Universidad de Liverpool, Ben Ambridge, acaba de sacar un nuevo libro, Psi-Q, en el que analiza, entre otras cuestiones de la materia, esta: ¿Por qué creemos la homeopatía?

"La respuesta radica en dos sesgos de pensamiento que todos nosotros, incluso los escépticos de la homeopatía, caen presos en algún momento u otro", asegura Ambridge. La primera premisa es un fenómeno puramente de probabilidad, estadística: "Un fenómeno conocido como regresión a la media (que simplemente significa volver al promedio). Supongamos que arrojas dardos en un tablero de dardos con los ojos vendados. Si se obtiene un puntaje muy bajo con el primer dardo (digamos un 2), es casi seguro que el puntaje en su próximo lanzamiento será mayor, simplemente porque 18 de las 20 posibilidades (y el blanco) dan una puntuación que es mayor que dos. Del mismo modo, debido a que la mayoría de las enfermedades van y vienen por su propia cuenta, si alguien se siente terriblemente mal el lunes, casi seguro se sentirá mucho mejor el miércoles, ya sea que tome o no un remedio homeopático el martes. Pero si lo hace, probablemente acreditará la mejora de la píldora".

En su segundo postulado, Ambridge habla del hecho citado al principio. Nos parece comprensible que alguien en una situación extrema o con poca formación académica, pueda caer en los engaños de los que promocionan estas pseudoterapias. Pero también hay una explicación para argumentar por qué lo hacen aquellos que creemos que por su manera de pensar en otras cuestiones, serían menos dados a creer en estas cosas. Ambridge cree que es una cuestión de esperanza en las apuestas propias: "Las personas que desean creer que el tratamiento funciona y buscan activamente oportunidades para confirmar esta creencia, centrándose en los pacientes con homeopatía que parecen haber mejorado y rechazan el resto, ignorando los estudios de investigación."

Organismos reconocidos, contra la homeopatía

Recientemente, ha sido varias las instituciones que han cargado contra este tipo de terapias. La European Academies Science Advisory Council (Easac), formada por las academias nacionales de ciencias de los estados miembro de la Unión Europea, ya advirtió sobre de la nula evidencia científica de estos productos y los “riesgos significativos” que suponen para la salud de los pacientes en un informe.

También ha sufrido varapalos dentro de nuestras fronteras. La Real Academia Nacional de Farmacia (RANF) emitió un posicionamiento en el que carga contra unos ‘medicamentos’ que “pueden poner en riesgo la salud de los ciudadanos” y pidió medidas legislativas contra ella.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.